Por Julián Tabares

América Latina está batiendo récords históricos en recaudación de capital de riesgo en el 2021. Según datos de CB Insights, las nuevas empresas en la región ya han recaudado 9.3 mil millones de dólares en los primeros seis meses del 2021 a partir de 414 acuerdos.

Solo en el 2020, las nuevas empresas en la región recaudaron $ 5.3 mil millones, lo que refleja un crecimiento exponencial en el año actual.

A medida que América Latina crece, la competencia se ha vuelto mucho más intensa en Estados Unidos. Los inversionistas tienen más dinero que nunca y cada vez es más caro invertir en América del Norte. Por eso, buscan diversificar sus inversiones con oportunidades de alto potencial en otras regiones como latinoamérica.

En el último informe entregado por TheVentureCity, donde se hace un análisis completo del comportamiento del capital de riesgo en Estados Unidos, Europa y América Latina, se evidencia que las empresas emergentes o “startups” están batiendo récords impresionantes.

Este aumento récord representa un incremento anual total en estas tres regiones del 491% en comparación con el segundo trimestre de 2020. Al medir diferentes regiones en comparación con el mismo período del año pasado, la financiación de riesgo en los Estados Unidos, aumentó un 128%, en Europa aumentó un 239% y América Latina tuvo un aumento  asombroso del 454%.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Trimestre récord

El valor de la transacción en Europa ascendió a $33 mil millones, que es un máximo histórico. Siguiendo esa tendencia, Estados Unidos superó los $80 mil millones en el segundo trimestre.

Sin embargo, lo más inesperado e impresionante fue lo ocurrido en Latinoamérica, con $7.2 mil millones en financiamiento, que es un aumento sin precedentes y sin duda un trimestre récord para la región. Esto demuestra el increíble ritmo que la industria está experimentando un repunte en los inicios de la era posterior al Covid, donde este crecimiento puede atribuirse a la lenta y constante recuperación pospandémica.

Para América Latina en particular, el reciente repunte se puede atribuir en gran medida a unos pocos mega acuerdos seleccionados en banca digital, donde el gigante de la banca digital, Nubank, recaudó $1.5 mil millones de sus $2.3 mil millones en fondos totales conocidos en solo los últimos tres años.

La industria Fintech como motor que impulsa el desarrollo de latam

La industria Fintech está en auge en la región latina, los servicios de pago digitalizados tienen una gran demanda debido a la gran población de personas desatendidas en términos de bancarización. Las remesas en particular son cada vez más populares ya que existen múltiples corredores de pago entre las regiones de latam y los Estados Unidos.

La poca competencia dentro del sector bancario ha llevado por ejemplo que la banca en Brasil sea controlada por algunos actores lo que implica costos generales más altos por servicios como préstamos, y experiencias insatisfactorias para clientes que no encajan en esa categoría. Es por eso que empresas como Nubank, Flourish, Plipag, Banco C6, Cajero, EBANX, Quinto Andar, entre otros, son cruciales para el ecosistema.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Todo esto ha abierto la puerta para que las nuevas empresas fintech revolucionen la industria con costos más bajos. Además de experiencias de usuarios mejores donde utilizan tecnologías modernas como aplicaciones móviles e incluso ofrecen opciones que se encuentran disponibles en Estados Unidos u otras regiones.

Los inversionistas están buscando dónde inyectar capital

Las tendencias actuales del mercado indican que los inversores tienen problemas para encontrar áreas en las que asignar su capital para lograr los rendimientos deseados.

Esto, combinado con las preocupaciones sobre la inflación en curso, las frecuentes devaluaciones de la moneda, la inestabilidad de las fluctuaciones de las criptomonedas y el aumento de fondos más grandes con más capital para desplegar, está llevando a la etapa inicial, la mediana y el tamaño promedio de los acuerdos para alcanzar nuevos máximos.

Sin embargo, las inversiones en etapa inicial tienen una ventaja significativa sobre otras, ya que permiten a las empresas de inversión asignar su capital por un precio relativamente económico en lo que podrían convertirse en unicornios del futuro. Esto permitiría a las empresas obtener rendimientos generales mucho más altos en comparación con el capital asignado.

Sin duda, este hecho está impulsando el crecimiento dentro del financiamiento en etapa temprana, ya que las empresas buscan y compiten para finalizar más inversiones, lo que en última instancia impulsa el precio de las rondas a valoraciones más altas.

*El autor es parte del equipo de Espacio, una incubadora de startups internacional basada en Medellín, Colombia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.