EFE.- El Ministerio Público (MP, Fiscalía) de Guatemala emitió este viernes una orden de captura en contra del exfiscal anticorrupción Juan Francisco Sandoval Alfaro, por la supuesta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes y obstaculización a la acción penal.

La orden pide la “inmediata aprehensión” de Sandoval, según confirmó a Efe el director de Comunicación Social del Ministerio Público, Juan Luis Pantaleón.

El juez séptimo Pluripersonal de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente del Departamento de Guatemala, Fredy Raúl Orellana Letona, fue el encargado de firmar la orden de aprehensión, que ya fue enviada a la dirección general de la Policía Nacional Civil.

Sandoval se encuentra exiliado en Estados Unidos desde el pasado 23 de julio tras su destitución como jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público, removido por orden de la fiscal general, Consuelo Porras, quien dijo haber sido víctima de “vejámenes” por parte del abogado.

LEER: Guatemala elimina penas de cárcel por corrupción para funcionarios

El exjefe de la FECI imputó por corrupción en los últimos seis años a más de 250 diputados, funcionarios, empresarios de élite y a expresidentes, en equipo con la ex fiscal general Thelma Aldana y el exdirector de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), el colombiano Iván Velásquez.

EXFISCAL SE DEFIENDE

Sandoval aseguró en respuesta a la orden de captura en su contra que la fiscal general, Consuelo Porras, “prefiere perseguir a quienes hemos dedicado toda nuestra energía y carrera a investigar la verdad y construir la justicia. Sus prioridades están claras” y agradeció por su solidaridad al pueblo de Guatemala.

El propio Sandoval había advertido el jueves en un comunicado desde Estados Unidos que Porras, en el cargo desde 2018 (tras concluir el período de cuatro años de Aldana), lo persigue como parte de una “estrategia” contra operadores de justicia.

LEER: Guatemala se encuentra en los peores momentos de la pandemia, según la OMS

Sandoval indicó que la fiscal general buscaba responsabilizarlo “de una serie de delitos”, después de que Porras enviara, el mismo jueves, un mensaje al país en el que lo señalaba por supuestamente no haber ingresado algunas investigaciones al sistema informático del MP.

El abogado exiliado en Estados Unidos afirmó antes de salir del país el mismo 23 de julio que Porras intervino este año su trabajo como jefe de la FECI, al detener una investigación con “indicios del posible involucramiento del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, en estructuras de corrupción”.

Uno de los indicios de corrupción del gobernante guatemalteco que investigaba Sandoval correspondía a un supuesto soborno recibido de parte de empresarios interesados en controlar las operaciones del puerto Santo Tomás de Castilla, ubicado en el departamento caribeño de Izabal, a unos 300 kilómetros al noreste de la Ciudad de Guatemala.

La destitución de Sandoval provocó varias manifestaciones en contra de Giammattei y de la propia fiscal general en las últimas semanas y también varios bloqueos de carreteras por parte de comunidades indígenas para exigirles la dimisión en sus cargos.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

Sandoval fue premiado en febrero de este año como “Campeón Anticorrupción” por el Gobierno de Estados Unidos por su trayectoria en los últimos años.