Pfizer anunció que ya está en marcha el ensayo clínico para desarrollar la pastilla o medicamento oral contra COVID-19.

Se trata del inicio de la fase 2, de un total de 3, donde los participantes tomarán una pastilla nombrada PF-07321332 combinado con una dosis de ritonavir, un medicamento utilizado para tratar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

La mitad de las personas que participarán en el ensayo recibirá un placebo, mientras que el resto recibirá el fármaco, ambos a un ritmo de una pastilla cada 12 horas, por vía oral, durante cinco días.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El ensayo contará con 1,140 participantes que recibirán la píldora de Pfizer y una “dosis baja” de Ritonavir, un medicamento más antiguo usado ampliamente en tratamientos combinados para la infección por VIH o hepatitis C, evitando que los virus se repliquen al unirse a enzimas que impiden la producción adicional de partículas.

“Se espera que la coadministración con una dosis baja de Ritonavir ayude a ralentizar el metabolismo, o degradación de PF-07321332, para que permanezca en el cuerpo durante períodos más prolongados de tiempo en concentraciones más altas, trabajando así continuamente para ayudar a combatir el virus”, explicó Pfizer en su comunicado.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El estudio del medicamento llevado a cabo en marzo en una etapa inicial superó las expectativas, pues se observó que era capaz de reducir la replicación viral en personas con COVID-19 en más de cinco veces.