EFE.- Los representantes de Honduras, Guatemala y El Salvador ante Naciones Unidas agradecieron este martes la ayuda prestada por la ONU a los tres países centroamericanos a través del Plan de Respuesta Humanitaria, cuyo objetivo es invertir 588 millones de dólares para ayudar a 4,3 millones de personas hasta diciembre de 2022.

“Gracias por todo lo que están haciendo en esta crisis (…) a la comunidad internacional y a las agencias de la ONU, por la oportunidad de crear conciencia y obtener apoyo para Honduras, Guatemala y El Salvador para cumplir con los objetivos del Plan de Respuesta Humanitaria”, dijo la representante de Honduras ante Naciones Unidas, Mary Elizabeth Flores, en un acto virtual organizado por la ONU.

En términos parecidos se manifestaron la embajadora de El Salvador, Egriselda López, y el representante de Guatemala en la ONU, Luis Antonio Lam Padilla.

“Esperamos mejorar las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables y aumentar sustantivamente nuestros niveles de resiliencia”, dijo López durante su intervención.

La ONU calcula que 8,3 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en estos tres países, aunque su plan tiene como objetivo alcanzar a 4,3 millones a través de 190 proyectos que correrán a cargo de 157 organizaciones que trabajan con la ONU.

El plan para El Salvador, que la ONU espera dotar con 156 millones de dólares, tiene como objetivo ayudar a 912.000 personas que residen en áreas que son propensas al impacto de desastres medioambientales y de la violencia y también para el restablecimiento de servicios y sistemas esenciales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En el caso de Guatemala, la iniciativa pretende ofrecer asistencia a 1,7 millones de guatemaltecos, por lo que ha hecho un llamado para recaudar 210 millones de dólares, mientras que en Honduras el objetivo es atender las necesidades de 1,8 millones de personas vulnerables.

Durante el acto de hoy, la Alta Comisionada Adjunta de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Kelly Clements, subrayó que a finales del año pasado 867.000 personas de estos tres países seguían estando desplazadas a la fuerza y que el 12 % de las solicitudes de asilo a nivel mundial fueron de personas de estos tres estados centroamericanos.

La gran mayoría de estas solicitudes fueron a Estados Unidos, donde el número de nacionales de estos países que llegan a la frontera sur sigue aumentando este año, según Clements.

En este sentido, el subdirector ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Amir Abdulla, aseguró que en los 5 últimos años “un promedio de casi medio millón de personas de El Salvador, Guatemala y Honduras han migrado o han intentado migrar a los Estados Unidos cada año, y que el 5 % de la fuerza laboral, principalmente hombres jóvenes en edad de trabajar en el sector agrícola se ha perdido debido a la migración”.

“Esta crisis requiere una respuesta integral y coordinada para abordar los problemas subyacentes de seguridad y desarrollo”, dijo la representante de Acnur.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Para Clements, esta iniciativa “apoyará a los tres países para fortalecer los mecanismos de prevención, mejorar las respuestas de protección, mitigar los factores que desencadenan la migración y el desplazamiento y generar resiliencia entre las comunidades para afrontar los riesgos de la violencia, el clima y otros impactos”.