Reuters.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, intervino este miércoles en la supervisión del complicado lanzamiento de una aplicación de pagos que respalda la adopción nacional de bitcoin como moneda de curso legal y pidió a los usuarios que informaran de cualquier problema en su cuenta de Twitter.

Adoptando un lenguaje similar al de los departamentos de tecnologías de la información (IT, por su sigla en inglés) en las oficinas de todo el mundo, Bukele pidió a los usuarios que cerraran y reiniciaran la aplicación si aparecía una pantalla de error “Nos encontramos en mantenimiento”.

La histórica adopción de bitcoin como moneda de curso legal por parte del país centroamericano se ha visto empañada por problemas iniciales que han contribuido a una caída en el valor de la criptomoneda a nivel mundial.

El bitcoin siguió perdiendo terreno este miércoles, con un retroceso de más de un 1.7% a unos 46,000 dólares a las 11:00 horas, tiempo de México.

Sin embargo, ello no ha detenido algunos pronósticos alcistas sobre su futuro, con un nuevo equipo de investigación de criptomonedas en Standard Chartered que predice que el bitcoin alcanzará los 100,000 dólares a principios del próximo año y podría valer hasta 175,000 dólares a largo plazo.

Bukele ha enviado una serie de mensajes de Twitter durante las últimas 36 horas instruyendo a los usuarios sobre cómo descargar la billetera digital “Chivo”, respaldada por el Estado, que promete transacciones sin comisiones y que espera que sea adoptada por los no bancarizados.

LEER: Bancos centrales en acción, Bitcoin aún a la baja: 5 claves en Wall Street

Durante la noche, el joven mandatario aseguró que la aplicación se desconectaba por segunda vez para “mejorar la experiencia del usuario y los problemas que dio durante el día”.

“Esperamos que mañana (miércoles) sea mucho mejor”, escribió en un tuit. Varios usuarios le respondieron para informar sobre problemas de instalación en curso.

Bukele, promotor de la adopción del bitcoin, ha defendido su idea asegurando que beneficiará a los más de 2.5 millones de salvadoreños viven en el extranjero, ya que podrán evitar el pago de comisiones para las remesas que envían a sus familiares en casa, que el año pasado sumaron casi 6,000 millones de dólares.

Orgullosos por el bitcoin

El lanzamiento de la aplicación parece haber creado un gran revuelo en El Salvador, en parte, debido a un pago de 30 dólares en bitcoines a cada usuario local que se registre, y a pesar de las encuestas que muestran que muchas personas desconfían de la volatilidad de la moneda digital.

En la edición de El Salvador de la App Store de Apple , Chivo fue la aplicación financiera número uno descargada este miércoles.

Bukele informó que sólo unos pocos modelos de teléfonos inicialmente tendrían acceso a la aplicación en Google Play, de Alphabet, para evitar un colapso del sistema. “Todavía estamos afinando pequeños detalles”, comentó el mandatario.

LEER: ¿Qué implica para Guatemala la vigencia del bitcoin en El Salvador?

Reuters no pudo determinar de inmediato cuántas veces se había descargado la aplicación.

Los minoristas globales que operan en El Salvador aceptaban bitcoin en algunas tiendas, incluidas McDonald’s y Starbucks, junto con varios puntos de venta locales.

Bukele, de 40 años, a quien le va bien en las encuestas de opinión pero ha sido acusado de erosionar la democracia, es un asiduo a las redes sociales, en las que se apoya para gobernar e interactuar con la población.

La adopción del bitcoin en el pequeño y empobrecido país centroamericano ha despertado dudas no sólo por la volatilidad de la criptomoneda, sino por temas ambientales y el temor de que pueda ser usada para lavar dinero proveniente de la corrupción o el crimen organizado.

Sin embargo, el presidente del Banco Central de Reserva de El Salvador, Douglas Rodríguez, aseguró que, hasta el momento, la “ley bitcoin” no ha sufrido cuestionamientos de organismos internacionales.

“La normativa que sacamos (…) fue muy bien vista por las entidades internacionales y se buscó cumplir con los estándares internacionales de lavado de dinero, con las recomendaciones del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional)”, dijo Rodríguez.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

“Estamos bastante orgullosos de que, a la fecha, no tenemos ningún cuestionamiento por parte de los organismos internacionales”, agregó durante un foro en Tegucigalpa.