EFE.- Ecuador aspira recibir 4.500 millones de dólares de distintos organismos internacionales una vez que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe un acuerdo técnico, anunciado este miércoles.

El ministro ecuatoriano de Economía y Finanzas, Simón Cueva, aspira a que el FMI apruebe el acuerdo técnico hasta fines de este mes, lo que permitiría al país recibir este mismo año 1.500 millones de dólares de ese organismo.

Es un acuerdo a nivel de personal técnico con respecto a la segunda y tercera revisión del programa de Servicio Ampliado (SAF), que el país mantiene con ese organismo desde septiembre de 2020 y que tiene una duración de 27 meses.

800 MILLONES DE DÓLARES INICIALES

Una vez que se apruebe, el país podrá acceder “de inmediato” a un desembolso de 800 millones de dólares como parte de la financiación del Presupuesto General del Estado de este año.

“Se trata de una buena noticia” resultado de un manejo “responsable y transparente de los recursos públicos”, dijo Cueva, quien aseguró que esto desbloquea muchos acuerdos que han venido trabajando en los últimos meses con organismos como el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Esos desembolsos “deberían sumar en total cerca de 4.500 millones de dólares de apoyo al país y de financiamiento en buenas condiciones de la comunidad internacional a ser desembolsados en lo que queda de este año y en siguiente año”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La decisión “nos permite tener un entorno bastante más favorable, de seguridad y de solvencia para ir asegurándonos que el Estado ecuatoriano tenga suficientes recursos para cubrir sus obligaciones mientras hace todas las reformas a mediano plazo, que son fundamentales para que el país avance”, dijo en una rueda de prensa.

De su lado, Guillermo Avellán, gerente del Banco Central de Ecuador, anotó que la negociación del acuerdo con el FMI permitirá al Gobierno varios objetivos, entre ellos, garantizar el crecimiento sostenible que respete el medioambiente y generar empleo de calidad para la ciudadanía.

Asimismo, promover la transparencia en la administración de los recursos públicos y ordenar las finanzas públicas, así como fortalecer la dolarización (en vigor desde el año 2000) y proteger los depósitos de la ciudadanía.

“Esta renegociación con el FMI -dijo- beneficiará especialmente a las familias más vulnerables, a través de diferentes proyectos como el caso de los bonos, el plan Hambre Cero y el de vacunación”.

ROMPER CON LA DEPENDENCIA PETROLERA

Sobre la economía interna, el ministro anotó que, en comparación con los planes anteriores, se espera que el esfuerzo fiscal sea ahora algo menor, porque han mejorado las perspectivas económicas.

Adicionalmente, precisó que habrá un mayor énfasis en la reducción del gasto público y se requerirá, en menor medida, un esfuerzo de quienes más tienen para aumentar los ingresos, así como trabajos permanentes de combate a la evasión fiscal.

LEER: Guatemala fortalecerá relación comercial con Ecuador para disminuir déficit

En este sentido, anunció que la proforma presupuestaria 2022 contendrá un esfuerzo mayor desde el lado del gasto público y un esfuerzo parcial desde los ingresos.

“Nuestro objetivo es que el país tenga un menor déficit fiscal y romper con la dependencia fiscal histórica al petróleo”, destacó, y señaló que a nivel del Sector Público No Financiero, el esfuerzo será mayor y desde el próximo año se prevé un equilibrio fiscal.

El programa económico tiene una perspectiva de largo plazo y busca corregir problemas estructurales de la economía para que el país alcance un crecimiento económico sostenido y responsable con el ambiente, de acuerdo con el ministerio.

Un crecimiento económico que genere empleo de calidad para más ciudadanos y que permita encauzar las finanzas públicas en una senda de estabilización con equidad, mediante un manejo honesto y transparente de los recursos públicos.

Cueva señaló que el Riesgo País de Ecuador aún se mantiene alto en relación con las naciones vecinas, pese a que ha bajado desde la llegada al poder del presidente Guillermo Lasso, el pasado 24 de mayo.

REACTIVACIÓN

Ecuador ha empezado a dar señales de reactivación gracias al avance del programa de vacunación contra la covid-19, pandemia que afecto la economía del país, cuyo producto interno bruto (PIB) decreció cerca del 8 % el año pasado.

Entre los indicadores de la reactivación económica mencionó al crecimiento de las ventas internas y de la recaudación del impuesto al valor agregado, así como el aumento del registro del empleo formal en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

De igual manera, la recuperación del índice inflacionario luego de una etapa de recesión, disminución de tasas de interés y aumento de créditos en favor de los emprendedores, entre otras.