Por Fréderic Emam-Zadé

Como consecuencia de la presente pandemia, la digitalización y virtualización de la educación, la capacitacion y los empleos están saltando de paradigma.

La necesidad de eficientizar la tele-educación y el teletrabajo han creado la demanda y los incentivos para que los conglomerados tecnologicos se enfoquen intensivamente en la tele-capacitacion laboral. Esto facilitará aún más la integración de los mercados laborales nacionales a un mercado laboral global, virtual, sin fronteras, sin barreras de entradas, ni impuestos ni regulaciones; por lo menos por un buen número de años por venir.

Los avances tecnológicos en los videojuegos para múltiples jugadores están saliendo del ámbito del entretenimiento y entrando al ámbito de la colaboración entre múltiples empleados. Esto impactará tanto la manufactura de bienes como la mentefactura de servicios transfronterizos.

Los conglomerados tecnológicos están creando espacios virtuales tridimensionales para ofrecer servicios educativos a más bajos costos que las escuelas y universidades privadas.

Al esos conglomerados ampliar la oferta educativa, están creando una nueva demanda de opciones de aprendizaje para los estudiantes y para los empleados que quieran actualizarse, ampliar o profundizar sus capacidades laborales.

Los futuros mercados laborales

En los próximos 3 a 5 años veremos algo que parecía imposible hace sólo unos años: cualquier joven o adulto podrá aprender lo que quiera, en cualquier parte del mundo, desde su hogar, a un costo ínfimo. Además, si cumple con ciertos requisitos, podrá obtener certificados que validen la cantidad de horas y la calidad de su aprendizaje.

Es previsible que muchos sistemas educativos públicos locales se adaptarán a estas megatendencias y en consecuencia revalidarán los cuantiosos y diversos certificados internacionales para acreditárselos a sus estudiantes y si cumplen con ciertos requisitos, otorgarles los títulos correspondientes a su formación, primaria, secundaria, universitaria o de cualquier otra índole..

Estas tecnologías que antes eran sólo del dominio de los videojuegos y que ahora serán del dominio de la educación y el aprendizaje, desde el año 2025 en adelante estarán popularizándose en los mercados laborales. La capacitación técnica y profesional no terminará en un año específico como es hasta ahora.

La oferta de servicios educativos será democratizada y ofertada para todas las edades y el aprendizaje será continuo para todo aquel que quiera seguir aprendiendo durante el resto de su vida. Esto facilitará que cualquier empleado pueda aumentar continuamente sus productividades y en consecuencia sus posibilidades de generar más ingresos; ya sea de un solo empleo o de múltiples fuentes de ingresos.

Estos espacios virtuales transformarán aún más los mercados laborales internacionales, eliminando las fronteras físicas y la necesidad de la gente de emigrar a otros países para trabajar, así como la necesidad de las empresas extranjeras tener que instalar operaciones afuera de su país.

Es previsible que tendremos en unos 5-7 años a decenas de miles o quizá centenares de miles de jóvenes de nuestros países capacitándose y trabajando en empresas en cualquier parte del mundo desde una esquina de su hogar en su país con lentes, guantes y medias hapticas inalámbricamente conectados a sus computadores manuales.

Estos empleados exportarán sus servicios manuales y audiovisuales, ganando mas que en su mercado local y en consecuencia generando mas remesas hacia sus países; flujos libres de impuestos en su país por ser indistinguibles de las remesas familiares y libres de impuestos en sus lugares de trabajo en el extranjero por estar contratando estos empleados y trabajadores en otros países.

¿Qué pasará con los empleos?

Obviamente, en lugar de las personas emigrar para buscar mejores empleos, los empleadores globales contratarán empleados mejor capacitados donde menos le cuesten. Pero esto solo ocurrirá temporalmente, al inicio de este cambio de paradigma en el mercado laboral global.

Eventualmente, los salarios de los empleados de todos los países tenderán a igualarse. Las desigualdades de los salarios de empleados similares en diferentes países tenderán a minimizarse y estabilizar el mercado laboral global como nunca antes en la historia.

En fin, en una economía global con libre comercio de bienes y servicios, asi como de capitales, para que puedan equilibrarse los mercados debe haber libre movilidad de las personas o libre movilidad de los empleos.

Definitivamente, la libre movilidad de los empleos parece ser la solución más óptima para resolver los problemas migratorios que afectan la aldea global actualmente.

El dominicano Fréderic Emam Zadé es futurista, identifica oportunidades de negocios y propone soluciones a crisis.

Twitter

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.