El proyecto Starlink de Elon Musk, consistente en una constelación de satélites que proporcionará Internet de banda ancha, podría transferir datos más rápido que la fibra óptica, alcanzando velocidades cercanas a la de la luz en el vacío, sin que sean necesarias las estaciones en la Tierra, ha revelado esta semana el propio empresario, de acuerdo con el portal RT.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Gracias a los láseres, con los que irán equipados los satélites de Starlink, será posible transferir datos en un instante, confirmó en su cuenta de Twitter, el fundador de Space X y Tesla.

“Los enlaces láser alivian las limitaciones de las estaciones terrestres, por lo que los datos pueden ir desde, por ejemplo, Sídney a Londres a través del espacio, lo que es, aproximadamente, un 40 por ciento más rápido que la velocidad de la luz en la fibra óptica y un camino más corto”, escribió Musk.

“Además, no hay necesidad de estaciones terrestres por todas partes. ¡El Ártico tendrá un ancho de banda genial!”, tuiteó el multimillonario de origen sudafricano.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El proyecto Starlink lanzado por SpaceX busca proporcionar en el futuro acceso rápido a Internet de alta velocidad en todo el planeta.