Se estima que el valor total anual del capital natural de Costa Rica es de 14,500 millones de dólares (mdd) —según un análisis de la Iniciativa Finanzas para la Biodiversidad (BIOFIN) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para los ecosistemas evaluados—, lo que representa el 23% del PIB para el año 2019.

Por otra parte, el valor presente neto del capital natural de Costa Rica en su totalidad es de 845,000 mdd.

El Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) por medio del Sistema  Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) autoriza en Costa Rica en promedio 300 investigaciones al año para el desarrollo de exploraciones y análisis en diversas Áreas Silvestres Protegidas en biología, ecología, monitoreo, manejo, conservación y bioprospección.

El objetivo de estos estudios es poder conocer alternativas que permitan el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales como potencial intelectual, económico y como un elemento de desarrollo y fuente de una gran cantidad de bienes y servicios disponibles para el ser humano sin afectar el ambiente.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Con una superficie terrestre de 51.100 km2, que equivale a un 0,03% de la mundial, y 589.000 km2 marinos, Costa Rica se encuentra enlistado entre los primeros veinte países descritos con mayor biodiversidad del planeta, con cerca de un 4%. Esta riqueza natural invaluable ha sido objeto de protección en un 25% del territorio por medio de distintas categorías de Áreas Silvestres Protegidas.

La ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, indicó que, de acuerdo con las estimaciones mundiales, la biodiversidad es directamente responsable del 11% de la economía mundial. “Nuestro país ha invertido mucho en la protección de sus bosques naturales, sólo el ecoturismo es la primera fuente de divisas para la economía nacional”, dijo.

Agregó que “más de un millón de personas visitan Costa Rica cada año para la observación de la biodiversidad, generando una importante contribución al Producto Interno Bruto. Ciertamente, el ecoturismo es solo uno de los muchos usos para la biodiversidad”.

Eldirector ejecutivo del SINAC, Rafael Gutiérrez, señaló que los beneficios generados por la biodiversidad son muchos más que solo el ecoturismo. “Debemos mencionar el papel de la biodiversidad en la generación de materiales para construcción, nuevas medicinas, y todo tipo de productos que utilizamos todos los días”, explicó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

 “Al aprovecharse la diversidad natural de los ecosistemas, esa biodiversidad se constituye en un bien público sumamente importante, que debemos manejar y conservar para nuestro desarrollo sostenible. La conciencia ambiental ha venido calando de manera más fuerte en la sociedad”, acotó.