EFE.- El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua subirá entre un 5 % y un 7 % en 2021, el primer año de crecimiento después de tres años seguidos de cerrar con saldo rojo, según informó este viernes el Banco Central nicaragüense.

“Podríamos finalizar el año creciendo, en lugar de un 4 % o 6 % que habíamos previsto, entre un 5 % y un 7 % del crecimiento”, dijo el titular del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, en una declaración escrita.

El funcionario explicó que la economía nicaragüense crecerá más de lo esperado -que inicialmente fue proyectado en un 0,5 % y luego actualizado entre un 4 % y un 6 %-, basado en el comportamiento del PIB en el primer semestre de año.

Indicó que en el primer trimestre el PIB tuvo un crecimiento del 3,8 % y en el segundo trimestre del 16,7 %.

“Si nos vamos a la tendencia que creemos podría tomar la economía en los siguientes trimestres, de un 4 %, finalizaría la economía este año creciendo con un 7 %”, puntualizó.

Reyes dijo que se ha dado un crecimiento generalizado en todos los sectores de producción y en los sectores de gastos, incluido el gasto de consumo de los hogares, el de consumo del Gobierno Central, así como el consumo colectivo e individual.

Además, agregó, “se ve crecimiento tanto en el gasto de inversión pública, inversión privada y la formación bruta de capital fijo en general”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Entre los sectores de la economía con mejor comportamiento hasta el primer semestre, el titular del Banco Central mencionó el de explotación de minas y canteras (55 % de crecimiento), construcción (30,4 %), industria manufacturera (19,2 %), comercio (16,8 %) y pesca y acuicultura (14,6 %).

Reyes sostuvo que la economía está entrando en una dinámica fuerte de crecimiento y recuperación, en sintonía con lo que está ocurriendo en Centroamérica y las principales economías industriales.

“Nuestro país se encuentra bien en términos económicos, se encuentra sano financieramente y además de eso se encuentra con generación de empleos y con inflación baja y moderada”, subrayó.

La economía nicaragüense se ha contraído los últimos tres años en un promedio de -3,03 % anual.

El PIB decreció un 2,0 % en 2020 como producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota, en noviembre pasado, según el Banco Central.

En 2019 cayó un 3,7 % y un 3,4 % en 2018, como producto de la crisis sociopolítica que afecta al país desde hace 41 meses, según la autoridad monetaria.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook