EFE.- La ONU, presionada por las autoridades neoyorquinas, está considerando la posibilidad de exigir un certificado de vacunación a los gobernantes y diplomáticos que quieran entrar la próxima semana al hemiciclo de la Asamblea General.

El ayuntamiento de Nueva York, ciudad en la que Naciones Unidas tiene su sede central, pero que no tiene control sobre el recinto, ha escrito a la organización para comunicarle que, de acuerdo con sus actuales normas, solo las personas vacunadas podrían ingresar a la sala de la Asamblea.

Según el consistorio, el hemiciclo entraría en la categoría de “centro de convenciones”, lugares en los que ahora mismo la Gran Manzana exige vacunación para acceder, al igual que hace para bares, restaurantes y gimnasios.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

En respuesta, el nuevo presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, aseguró a las autoridades locales que apoya esa idea y que trabajará con la Secretaría General para implementar un “requisito de vacunación tan pronto como sea posible”, según una carta a la que este miércoles tuvo acceso Efe.

Hasta ahora, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha ordenado que todo el personal de la organización que tenga que estar en contacto con el público, periodistas o diplomáticos, entre otros, esté vacunado, pero ha insistido en que no tiene capacidad para decretar lo mismo en el caso de los diplomáticos o miembros de Gobiernos.

“Como una organización liderada por los Estados miembros, el secretario general no tiene la autoridad para forzar a los delegados”, insistió hoy su portavoz, Stéphane Dujarric, preguntado al respecto.

Las autoridades de Nueva York han expresado en más de una ocasión su preocupación por la posibilidad de que las reuniones anuales de la Asamblea General de la ONU se conviertan en un foco de contagios de covid-19, dado que a ellas acuden habitualmente miles de personas de todo el mundo.

LEER: La Asamblea de la ONU abre un nuevo curso marcado por la pandemia y el clima

Tras celebrarse el año pasado por vía virtual, Naciones Unidas ha optado ahora por una fórmula híbrida, que permitirá a los líderes internacionales participar tanto en persona como por medio de video.

Según la lista de participantes más reciente elaborada por la ONU, más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno tienen previsto viajar a Nueva York, junto a sus delegaciones.

Para evitar riesgos por la covid-19, la ONU ha decidido que esas delegaciones se limiten al líder de cada país y una comitiva de cinco personas mientras se encuentran dentro de la sede de la organización y de tres personas dentro del hemiciclo de la Asamblea, mientras que el acceso a los periodistas también estará muy restringido.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El Ayuntamiento de Nueva York, por su parte, se ofreció a instalar un centro móvil de vacunación frente a la sede de la organización que estará abierto para cualquier persona que acuda a las reuniones, así como acceso a pruebas de coronavirus.