EFE.- El Gobierno de Panamá solicitó a la casa de subastas Gerhard Hirsch Nachfolger eliminar de un catálogo 7 piezas precolombinas panameñas que serán puestas a la venta este martes en la ciudad alemana de Munich, y que se entregue el permiso de exportación y los certificados de autenticidad de las mismas, informó este lunes la Cancillería.

El Gobierno panameño hizo la petición a través de su embajada en Alemania, cuyo titular, Enrique Thayer, participará el martes en Munich en una conferencia conjunta con representantes del Grupo Regional de América Latina y el Caribe (GRULAC) para presentar “una postura común” que asegure “la protección del patrimonio arqueológico latinoamericano en todo el mundo”.

Además de Panamá, México y Guatemala también han denunciado que objetos arqueológicos que son patrimonio de sus países están en el catálogo de la casa Gerhard Hirsch Nachfolger, que en total pretende subastar una colección de 324 figurillas pertenecientes a Guatemala, Costa Rica, Panamá, México, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, de acuerdo con la información disponible. 

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En un comunicado, la Cancillería panameña informó que en una nota enviada al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania, el Gobierno de Panamá expresó “su desacuerdo con la comercialización” de las 7 piezas panameñas “porque pudieran formar parte del acervo histórico panameño, ya que no se tiene constancia de la adquisición y exportación lícita de ellas”.

“Panamá solicitó también que conforme a la legislación alemana se ejecuten las medidas necesarias para que no se continúe con la comercialización de los objetos hasta que se permita a los especialistas del ministerio de Cultura de Panamá hacer las investigaciones correspondientes para determinar el origen, la licitud o no de la adquisición y exportación de las piezas”.

Asimismo, el Ministerio de Cultura panameño “ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (UNESCO) a través de Elia Guerra, embajadora permanente ante ese organismo, la repatriación de las piezas”, sostuvo la Cancillería.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El pasado sábado el Ministerio de Cultura informó de que había exigido la repatriación de las siete piezas precolombinas incluidas en el catálogo de la casa de subastas Gerhard Hirsch Nachfolger, que habría sido objeto de un supuesto tráfico ilícito.

El despacho panameño de Cultura expresó que “es de suma preocupación que de manera ilícita” el “Patrimonio Precolombino” panameño “sea vendido”, ya que la Constitución Política del país los protege al decretar que tanto los objetos como los sitios arqueológicos le pertenecen al Estado.

El Ministerio de Cultura citó el artículo 85 de la Constitución, que establece que “Constituyen el Patrimonio Histórico de la Nación los sitios y objetos arqueológicos, los documentos, monumentos históricos u otros bienes muebles o inmuebles que sean testimonio del pasado panameño. El Estado decretará la expropiación de los que se encuentren en manos de particulares”. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook