EFE.- La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó este lunes las “amenazas” supuestamente hechas por uno de los asesores jurídicos del Gobierno de Nayib Bukele contra el medio digital local GatoEncerrado tras una publicación.

“@RSF_esp (RSF) condena las amenazas de @gomez_argueta (Javier Argueta) contra @GatoEncerradoSV (GatoEncerrado) para que revele sus fuentes, al violentar leyes locales, tratados, convenios internacionales y jurisprudencia”, publicó la organización en su cuenta de Twitter en español.

Argueta publicó recientemente en la misma red: “Señores @GatoEncerradoSV si su fuente ‘anónima’ no la exhiben, cuidado con las infracciones en las que caerán”.

En respuesta a una periodista que criticó sus publicaciones, Argueta escribió que “a ustedes (periodistas) se les prohíbe -en la libertad de información- publicar hechos falsos”.

“Así es que, van a tener que exhibir su FUENTE. Se llama derecho a la imagen que es protegido constitucionalmente también”, acotó el abogado.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

GatoEncerrado publicó el viernes, citando fuentes que pidieron el anonimato, que Argueta supuestamente se reunió con varios magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para valorar la decisión de la Corte Suprema de Justicia de habilitar la reelección presidencial inmediata horas antes que se diera a conocer la resolución.

LEGISLACIÓN PROTEGE A PERIODISTAS

La Mesa de Protección a Periodistas, formada por cinco organizaciones, señaló este lunes en una conferencia de prensa que “los periodistas no están obligados a revelar sus fuentes”.

De acuerdo con César Fagoaga, presidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), la legislación penal y de derecho a respuesta señalan que los comunicadores podrán abstenerse de revelar sus fuentes a las autoridades.

Añadió que también la legislación interamericana suscrita por El Salvador indica que los comunicadores sociales tienen el derecho a reservar sus fuentes.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

La referida mesa también alertó sobre un “ataque” contra uno de los directivos de la APES en el que se le acusa de participar en la destrucción y quema de una caseta para cajeros bitcóin en una protesta el pasado 15 de septiembre.

Se trata de William Gómez, vocal de la Junta Directiva de la APES, quien negó las acusaciones del presidente Bukele y exigió una disculpa pública.

Entre los principales elementos que indicó que lo desvinculan de la destrucción de la referida caseta son unos tatuajes que tiene en su brazo izquierdo, que el sujeto que el mandatario asegura que es él no posee.

“Lo preocupante de esto no es solo las mentiras del oficialismo o su intento de desinformar a la población, sino que la escalada del discurso de odio contra la prensa, y su asociación más representativa, deriven en violencia y actos arbitrarios, como las detenciones ilegales”, alertó la mesa en un comunicado.

Según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicado en abril pasado, América Latina fue el continente donde más se degradó la libertad de prensa en 2021, con un empeoramiento de la situación particularmente palpable en Brasil y El Salvador.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.