• EFE.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, pidió este lunes al presidente estadounidense, Joe Biden, que declare el estado de emergencia en esa región por la crisis que se vive en la localidad fronteriza de Del Río debido a los migrantes.

En una carta al mandatario, a la que tuvo acceso Efe, Abbott señaló que la situación en el campamento bajo el puente internacional que conecta Del Río y Ciudad Acuña (México) se ha agravado en las últimas jornadas con la llegada de miles de migrantes, en su mayoría haitianos.

“Solicito una declaración de emergencia para el estado de Texas como resultado de la actual crisis fronteriza, que continúa escalando como lo demuestra la terrible situación en el condado de Val Verde”, escribió el gobernador conservador.

Unos 13,000 migrantes han permanecido retenidos en los últimos días en un campamento improvisado por las autoridades migratorias de EU debajo del puente internacional.

En su petición, Abbott explicó que las familias detenidas ahí, incluyendo los bebés y los niños, “necesitan alimentos, agua y suministros médicos que el Gobierno local no puede suministrar”.

“Miles de familias están retenidas ahí a cerca de 40 grados centígrados de temperatura mientras su número continúa aumentando” durante la espera para que sus trámites migratorios sean gestionados, subrayó.

En esa misiva, Abbott indicó que la población de Del Río es de unas 35,000 personas, por lo que la ciudad “no está equipada para manejar a tantos migrantes”.

Además, el gobernador apuntó que la pandemia del coronavirus hace que la situación sea “aún más peligrosa”, ya que no se le ha proporcionado información clara sobre si los migrantes han recibido la vacuna o si han sido sometidos a pruebas.

LEER: Estados Unidos se propone acoger a 125.000 refugiados en el próximo año

Estados Unidos empezó este domingo a deportar a decenas de los haitianos retenidos en el campamento improvisado bajo el puente y trasladó a otros a diferentes lugares de la frontera, como Eagle Pass, a unos 90 kilómetros al sureste.

El secretario de Seguridad Nacional de EU (DHS, en sus siglas en inglés), Alejandro Mayorkas, visitó este lunes la zona afectada y aseguró que su intención es aumentar la capacidad de los tres vuelos diarios de deportación en dirección a Puerto Príncipe, la capital de esa nación caribeña.

Por otro lado, la Oficina de Protección y Aduanas de EU (CBP, en sus siglas en inglés) ha enviado a 600 agentes a la zona de Del Río para aumentar el ritmo de la gestión de los trámites migratorios. 

Casa Blanca condena uso de lazo similar a látigo contra migrantes haitianos

La Casa Blanca condenó este lunes el uso de riendas para amenazar a migrantes haitianos, luego de que circularon imágenes de un guardia fronterizo estadounidense a caballo cargando contra varios de ellos cerca de un campamento junto al río en Texas.

En los últimos días, los migrantes, en su mayoría provenientes de Haití, han estado cruzando de un lado a otro entre Ciudad Acuña en México y el extenso campamento al otro lado de la frontera en Del Río para comprar alimentos y agua que escaseaban en el lado estadounidense.

Testigos de Reuters vieron oficiales montados a caballo con sombreros de vaquero que bloqueaban el paso a los migrantes, y a un oficial desenrollando un cordón similar a un lazo, que puso cerca de la cara de uno de los viajeros.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Un video, que muestra a un guardia fronterizo aparentemente amenazando a los migrantes con las sogas, fue compartido en redes sociales.

“No creo que nadie que vea esas imágenes pensaría que es aceptable o apropiado”, dijo a la prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. “No tengo el contexto completo. No puedo imaginar qué contexto lo haría apropiado”, agregó.

Algunos usuarios de redes sociales comentaron que la imagen de personas negras huyendo perseguidos por oficiales blancos a caballo tenía ecos de las injusticias históricas sufridas por los afrodescendientes en Estados Unidos.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, dijo que el incidente estaba siendo investigado para asegurarse de que no hubiera una respuesta “inaceptable” por parte de la policía.

Agregó que los agentes estaban operando en un entorno difícil, tratando de garantizar la seguridad de los migrantes mientras buscaban contrabandistas potenciales.

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo que los oficiales montados usan las riendas largas para “asegurar el control del caballo” pero agregó que se investigarían los hechos.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

Con información de Reuters