EFE.– El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, denunció este martes en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas la “trágica desigualdad” en el acceso a las vacunas contra la covid-19, la encarcelación de opositores en la vecina Nicaragua e hizo un llamado al mundo a actuar con solidaridad ante la pandemia y el cambio climático.

“Millones de personas alrededor del mundo, principalmente los más pobres, esperan la vacuna contra la covid-19. Solo 2 de cada 10 personas en los países pobres o de renta media-baja han recibido una primera dosis de la vacuna, mientras que en países de ingreso alto o medio-alto ese número es de 8 de cada 10. La desigualdad es abismal y trágica”, expresó el mandatario costarricense.

Alvarado señaló que la idea solidaria del mecanismo multilateral COVAX para distribuir vacunas a nivel global “no ha logrado el alcance necesario”, por lo que abogó por que las vacunas sean consideradas como un “bien público global”.

“La promesa de COVAX debe cumplirse y son los países desarrollados quienes pueden hacerla realidad”, expresó el mandatario costarricense, quien hizo un llamado especial al G20 para aplicar un “multilaterismo efectivo”.

LEER: OPS elige centros en Argentina y Brasil para producir vacunas contra la covid

Alvarado también solicitó el apoyo de los países a dos iniciativas que Costa Rica impulsa: un repositorio para el acceso libre y gratuito de los países a tecnologías, tratamientos y medicamentos, así como un plan de financiamiento global a bajas tasas y a largo plazo para países de bajos ingresos conocida como FACE.

El mandatario costarricense también denunció la “situación de derechos humanos” que se vive en la vecina Nicaragua.

“Reiteramos, tal como lo hizo la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, nuestra profunda preocupación por la situación de derechos humanos en Nicaragua. Nos prepocupa el encarcelamiento de opositores políticos, de periodistas, estudiantes, y hacemos un llamado para que la institucionalidad democrática, el respeto, la promoción de los derechos humanos, la libertad de expresión y de prensa tengan todas las condiciones en este hermano país”, expresó Alvarado.

El presidente costarricense afirmó que la paz “debe ser la constate en Centroamérica, al igual que el respeto a las instituciones y a la separación de poderes”.

LEER: Amnistía acusa a las farmacéuticas de obstruir un acceso justo a las vacunas

Alvarado también se refirió al cambio climático y a la vulnerabilidad especial de países insulares y de Centroamérica ante fenómenos cada vez más extremos.

“Si no se actúa ya y las emisiones siguen creciendo al ritmo actual, a finales del siglo la temperatura aumentaría en 4,4 grados, así como la frecuencia de fenómenos extremos”, dijo.

Alvarado aseguró que los desastres naturales están causando cada vez más pobreza, migración y pérdidas económicas, por lo que hizo un llamado a los países desarrollados a gastar menos en armamento y “más en paz”.

“Para luchar por el futuro la voluntad humana debe imponerse en una ruta de acción de compromisos concretos con responsabilidad y cambios cuantificables en su impacto y cualitativos en su ética”, apuntó. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook