Investing.com – Evergrande (HK:3333) intenta calmar los ánimos a través de una carta del presidente a la plantilla, lo que ha provocado las alzas de nuevo en los mercados europeos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Tras la situación de caos creada ayer en los mercados, Diego Fernández Elices, Director General de Inversiones de A&G Banca Privada, es muy claro: “La situación de Evergrande no se trata de un evento sistémico, del tipo Lehman Brothers. El sector inmobiliario es diferente a la banca, China es diferente a Estados Unidos y Evergrande no es representativa en un sector, que además está muy fragmentado”.

Según este experto, “es importante comprender que, a diferencia de Lehman y otras crisis, esta crisis ha sido inducida principalmente por las medidas reguladoras del gobierno introducidas en agosto de 2020. La emergencia ha sido en parte intencionada por parte de Pekín para evitar la burbuja en el sector inmobiliario, que es una de sus principales preocupaciones. Pekín podría haber exagerado, pero los inversores deben entender que la mayor parte de lo que está ocurriendo en China es el resultado previsto por Pekín”.

Fernández Elices aporta estas líneas de explicación:

  • La posible burbuja del mercado inmobiliario era ya una de las preocupaciones principales del gobierno chino y Evergrande, ha violado todas las indicaciones del partido.
  • Por esa razón, cabe esperar un mal desenlace para la compañía, pero no para todo el sector, el país, la región o incluso, las bolsas globales.
  • El Gobierno tiene procesos probados para gestionar una reestructuración de un negocio así, con la capacidad de continuar operando los activos durante el posible proceso de reestructuración para limitar el contagio en el mercado inmobiliario físico.
  • Diferentes partes podrán estar involucradas en la más que probable reestructuración y prácticamente ninguna de ellas tiene incentivo en llevar la compañía a un proceso de liquidación.
  • El sistema financiero tiene capacidad para digerir el evento, con la tasa de impago de bonos corporativos en mínimos de multi anuales, al igual que los NPLs y la banca fuera del sistema (Shadow banking) ya bajo control.
  • El gobierno chino está centrado en manejar los riesgos y ya se han visto primeras reacciones, relajando las cuotas de las hipotecas. El IBI podría ser demorado y existen muchas otras opciones para evitar la crisis del sector, pero es demasiado pronto para pensar que estamos en suelo de mercado, a la espera de algún catalizador que apoye el cambio de sentimiento negativo de estos días.
  • La debilidad en el crecimiento y el impacto del “reseteo” regulatorio en China es aún incierto, pero eso no tiene nada que ver con la quiebra de Evergrande.
  • El mercado inmobiliario de China es demasiado grande para dejarlo caer, con un sector promotor muy fragmentado (Evergrande es un3-4% del mercado) y Evergrande en concreto, no es representativa del sector.
  • El ciclo inmobiliario chino ya venía desacelerando y reduciendo su apalancamiento desde hace dos años.

Por su parte, Paul Gurzal, responsable de Crédito, y Akram GHARBI, responsable de Crédito High Yield, de La Française AM, destacan que “las previsiones de crecimiento de China para 2021 siguen siendo superiores a la media de los países desarrollados (+8% para China frente al 6% de los países desarrollados). Además, refleja un resurgimiento de riesgos específicos tras una política deliberadamente restrictiva del Gobierno chino para limitar el riesgo de burbuja en el mercado inmobiliario y controlar el nivel de endeudamiento de las empresas (la política de las 3 líneas rojas forma parte de este marco)”. 

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Por tanto, según estos analistas, “la intención del Gobierno chino no es provocar una oleada de quiebras incontroladas, sino eliminar las empresas morosas para una mejor asignación de los recursos a lo largo del tiempo. En China, los impagos son supervisados por el Gobierno central según las prerrogativas políticas, económicas y sociales. La reciente recapitalización de Huarong es un ejemplo perfecto de ello”.

Por Laura Sánchez

Investing.com
Investing.com