EFE.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró hoy que la economía rusa se ha recuperado “completamente” del impacto de la pandemia del coronavirus tras salir de la recesión en el segundo trimestre, con un crecimiento del PIB del 10,1 %.

“Hemos superado completamente la recesión causada por la pandemia del coronavirus” pese a “la inestable situación general en la economía global y procesos complejos en los mercados mundiales”, señaló Putin en una reunión con el Gobierno, convocada para adoptar el proyecto presupuestario para los tres próximos años.

El producto interior bruto (PIB) de Rusia aumentó en el primer semestre un 4,6 % respecto al año anterior, cuando cerró el ejercicio con una contracción del 3 %.

Tras ganar el partido oficialista, Rusia Unida, las elecciones legislativas y haber logrado una mayoría constitucional, la tarea más importante de la nueva Duma o Cámara Baja formada por otros cuatro partidos, ahora es autorizar el presupuesto general del Estado para 2022-2024, afirmó Putin.

Las cuentas del gabinete de ministros incluyen unos ingresos de 25 billones de rublos (340.883 millones de dólares) en 2022, de 25,5 billones de rublos (347.701 millones de dólares) en 2023 y de 25,8 billones de rublos (351.791 millones de dólares) en 2024.

Los gastos se han establecido en 23,6 billones de rublos (321.794 millones de dólares) en 2022, en 25,1 billones de rublos (342.247 millones de dólares) en 2023 y en 26,1 billones de rublos (355.882 millones de dólares) en 2024.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Rusia apuesta por un superávit presupuestario del 1,1 % en los años 2022 y 2023 y por un déficit del 0,2 % en 2024, según explicó el ministro de Finanzas, Antón Siluánov.

El Gobierno ruso basa sus cálculos en el presupuesto en un crecimiento del PIB del 3 % a partir del año próximo.

También calcula que el desempleo baje del 5 % previsto para este año al 4,6 % en los años consecutivos.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Económico, Maxim Reshétnikov, señaló que la tasa de desempleo y el número de afiliados a la seguridad social ha vuelto en julio al nivel previo a la crisis.

Putin explicó que se trata de 72 millones de personas con empleo, si bien recalcó que la tarea que dio al Gobierno de garantizar el restablecimiento del empleo a unos niveles de 2019 no se ha cumplido en todas las regiones y el desempleo permanece elevado entre los jóvenes y las personas con discapacidades.

“En la etapa poscrisis es necesario formar un modelo de desarrollo económico sostenible, para que cubra las industrias y regiones de Rusia lo más ampliamente posible. Se necesitan dinámicas económicas positivas y seguras para crear nuevos puestos de trabajo bien remunerados, aumentar los ingresos de nuestros ciudadanos y el bienestar de las familias rusas”, indicó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Según el primer ministro, Mijaíl Mishustin, la nómina de casi 3 millones de rusos aumentará el año próximo tras la decisión de incrementar el salario mínimo por encima de los 13.600 rublos (158,20 euros o 185,40 dólares).

El Gobierno espera un aumento del 2,5 % del ingreso real disponible de los rusos en el presupuesto.

Todo ello, con una tasa de inflación interanual del 5,8 % previsto para 2021 antes de bajar al objetivo del Banco Central, que es el 4 % entre 2022 y 2024.