EFE.- Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá y Nicaragua destacaron este miércoles sus avances para proteger la capa de ozono y pidieron reducir el consumo de sustancias agotadoras que contribuyen a que aumente el calentamiento global.

En una actividad en el marco del Día Mundial de la Capa de Ozono, que se celebra el 16 de septiembre, los ministerios de Ambiente y de Salud de la región expusieron sus experiencias en el foro virtual: “Cómo mantenernos frescos, juntos con nuestros alimentos y vacunas”, organizado por el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Acceder a nuevas tecnologías sostenibles en el nuevo escenario global presenta muchos retos, estamos en un contexto de pandemia que ha llevado a una crisis económica y ambiental. (…) Por eso en esta ocasión, queremos dar a conocer nuestros logros en la protección de la capa de ozono, poniendo la mirada sobre el valor estratégico de acceder a tecnologías de refrigeración y climatización sostenibles”, dijo el viceministro de Energía costarricense, Rolando Castro.

Los países expusieron los retos en torno a la reducción del consumo de sustancias reguladas bajo el protocolo de Montreal, un acuerdo ambiental internacional que logró ratificación universal para proteger la capa de ozono de la tierra, con la meta de eliminar el uso de sustancias que agotan la capa de ozono.

LEER: Guterres avisa de una trayectoria catastrófica con actuales medidas en clima

“Necesitamos unir más fuerzas y realizar más acciones comunes para mitigar el daño de la capa de ozono y disminuir el consumo de sustancias agotadoras de ozono”, afirmó en el evento el secretario general del Ministerio de Salud de Panamá, José Baruco.

Entre los desafíos de la región se encuentran avanzar hacia el desarrollo y selección de alternativas principalmente en refrigeración, aire acondicionado y productos de espuma que sean amigables con el clima.

Algunos esfuerzos destacados por país son: En el caso de Panamá, que el 53 % del consumo de electricidad está asociado al sector de refrigeración y aire acondicionado, mientras que Costa Rica mostró que logra destruir 9 toneladas de refrigerantes no reutilizables dejando de emitir a la atmósfera 20.000 toneladas de CO2 equivalente.

La representación de Nicaragua indicó que el país ha reducido el consumo de sustancias agotadoras y se prepara para reducir los refrigerantes hidrofluorocarbonos (HFC) a partir del 2024, mientras que Honduras ha bajado un 70 % el consumo de los HFC y Guatemala manifestó que impulsa el uso de refrigerantes naturales como una alternativa sostenible.

LEER: Encuesta global de Epson revela futuro de la realidad climática

Como parte de las acciones, las autoridades gubernamentales esperan desarrollar un sitio web, donde cada país comparta información sobre el trabajo que ha venido realizando para mitigar los impactos sobre la capa de ozono y el calentamiento global desde la perspectiva de la Enmienda de Kigali.

Otros temas abordados en la actividad fueron los distritos de frío como una alternativa sostenible para la climatización, la sostenibilidad y refrigerantes naturales en refrigeración comercial y el manejo de la cadena de frío.

Según Naciones Unidas, los altos niveles de radiación ultravioleta que penetran en la tierra, provocan una mayor incidencia de cáncer de piel y cataratas oculares, afecta los sistemas inmunológicos y crea efectos negativos en cuencas hidrográficas, tierras agrícolas y bosques, por lo que es urgente tomar acciones globales.

Datos oficiales revelan que desde su adopción en 1987 se ha logrado la eliminación de alrededor del 99 % de las sustancias que agotan la capa de ozono, lo que ha ayudado a revertir los daños.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

Los expertos hicieron un llamado global a tomar conciencia de la importancia de reducir el consumo de estas sustancias que afectan la atmósfera y ponen en peligro la vida humana y el ambiente.