La compañía austríaca de bebidas energéticas Red Bull ha amenazado a Bullards, un fabricante británico de ginebra artesanal, con emprender acciones legales en su contra debido a que el nombre de su marca es demasiado parecido al suyo, de acuerdo con la plataforma RT.

Los abogados de Red Bull enviaron una carta a la empresa con sede en Norwich, de apenas diez empleados, en la que aseguran que existe “probabilidad de confusión por parte del público”, ya que ambas marcas “incluyen el término bull ‘toro’, en inglés”.

Asimismo, expresa su oposición a una solicitud realizada por Bullards para registrar su marca ante la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido, alegando que están “particularmente preocupados por la variedad de bienes y servicios” que incluye dicha marca.

Te puede interesar: Niño de 6 años es el programador de IA más joven del mundo y todo lo aprendió en pandemia

Por ello, dicen estar dispuestos a resolver la disputa si el fabricante británico accede a eliminar una serie de bienes y servicios de su marca, por ejemplo, ciertas bebidas no alcohólicas como bebidas energéticas y refrescos.

“Lo que están diciendo es ridículo, no hay confusión alguna”, aseveró Russell Evans, de Bullards, que revela que se rio cuando recibió la misiva. Asimismo, detalló que si es necesario irán a los tribunales, asegurando que no teme a la compañía, porque cree que los “bolsillos más profundos” no ganan todos los casos.

Bullards se fundó en 1837, esto es, 150 años antes que Red Bull. En ese momento, producía cerveza e importaba vino y licores. En 1963 fue absorbida por la cervecería nacional Watneys. Recuperó su nombre original hace seis años, cuando la empresa se especializó en la ginebra.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook