EFE.- La Corte Suprema de Justicia de Honduras concedió este miércoles la extradición del hondureño Fredy Mármol Vallejo a Estados Unidos para ser procesado en una Corte del Distrito Sur de Florida (Miami) por lavado de activos y tráfico de drogas, informó una fuente judicial.

La extradición de Vallejo fue concedida por un juez natural luego de que el supuesto narcotraficante aceptó ser extraditado a Estados Unidos, dijo a periodistas la portavoz del poder Judicial en Tegucigalpa, Lucía Villars.

Señaló que hasta ahora no se sabe la fecha en que Vallejo será extraditado y que ahora lo que viene son trámites con otras instituciones como la Secretaría de Relaciones Exteriores y la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa.

Los delitos consignados por las autoridades de Estados Unidos son “conspiración para cometer ofensas relacionadas al lavado de activos, conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de una sustancia controlada, con el conocimiento, la intención y causa razonable de creer que dicha sustancia controlada sería importada ilegalmente a EE.UU”.

LEER: Alertan del alza de violencia de género y retroceso en derechos en Honduras

Además, por la “distribución de al menos cinco kilogramos de cocaína con el conocimiento, la intención y teniendo razones para saber que sería importada ilegalmente”, según la petición de extradición.

El Gobierno de Estados Unidos tiene hasta dos meses para concretar la extradición de Vallejo, de lo contrario será puesto en libertad, indicó la portavoz judicial.

Vallejo, de 40 años, fue capturado el 18 de agosto en una zona residencial de Tegucigalpa, la capital hondureña, durante la Maremoto, coordinada por el Ministerio Público con apoyo de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

El supuesto narcotraficante ha quedado a “disposición” del Instituto Nacional Penitenciario en una celda del Primer Batallón de Infantería, cercano a Tegucigalpa, agregó.

Vallejo, conocido como “un capo de capos”, tiene fuertes vínculos con Wilter Blanco Ruiz y Sergio Neftalí Mejía, ambos condenados en Estados Unidos por tráfico de drogas, según las autoridades.

LEER: BID aprueba 118 mdd a Honduras para mejorar competitividad

El hondureño Blanco Ruiz fue condenado a 20 años de prisión en Estados Unidos y Mejía a cadena perpetua como líder de una red internacional de transporte de droga a gran escala que suministraba cocaína al cartel de Sinaloa, que lideraba Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Blanco Ruiz, quien fue extraditado a Estados Unidos en marzo de 2017 desde Costa Rica, donde fue capturado en noviembre de 2016, encabezaba el Cartel del Atlántico y supuestamente lideró en septiembre de 2014 un plan para asesinar al presidente del país, Juan Orlando Hernández, y al exembajador estadounidense en Tegucigalpa, James Nealon.

Mejía dirigía una organización internacional de transporte de drogas a gran escala con base en Honduras y Guatemala.

Dicha organización formaba parte de una cadena de distribución en México y Estados Unidos de cocaína producida en Colombia.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Más de una veintena de hondureños acusados de traficar con drogas y lavado de activos enfrentan juicio en Estados Unidos desde 2014, algunos solicitados en extradición y otros que se entregaron a las autoridades de ese país.