EFE.- Las autoridades de Costa Rica reconocieron este jueves que el país enfrenta retos para la igualdad de género en el acceso a recursos financieros, tanto en la colocación de crédito como en la capacidad de ahorro, reveló un informe oficial.

El Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), las Superintendencias Financieras y el Sistema de Banca para el Desarrollo presentaron un informe en el cual se constató la necesidad de subsanar y buscar la igualdad de oportunidades en el acceso a los recursos.

“Hacemos un llamado a diversos actores del sistema financiero bancario, instituciones del Estado y entes privados para implementar acciones que promuevan, faciliten y aseguren el acceso y la capacidad de las mujeres para gestionar y tomar decisiones sobre los recursos financieros de manera autónoma y libre de violencia”, dijo la presidenta ejecutiva del INAMU, Marcela Guerrero.

LEER: Alertan del alza de violencia de género y retroceso en derechos en Honduras

 Entre los datos del informe destaca que a septiembre de 2020 el país registraba 1.176.161 personas con créditos activos, de los cuales 522.195 correspondían a mujeres (44,4%) y 653.966 a hombres (55,6%).

De esta forma la brecha de créditos activos de las mujeres en relación con los hombres disminuyó casi un 1 % en relación con el primer estudio efectuado en el 2019, pasando del 43,8% al 44,4%, mientras que los hombres pasaron del 56,2% al 55,6%.

“Existe un largo camino para lograr una verdadera equidad en el acceso a los recursos. Nuestro compromiso continuará siendo el de ofrecer la mayor información del mercado, que les permita a los entes regulados desarrollar sus planes estratégicos de manera tal que puedan tomar las mejores decisiones”, afirmó la Superintendente General de Entidades Financieras, Rocío Aguilar.

LEER: Invertir con enfoque de género, la esperanza de las mujeres en Latinoamérica

En cuanto al ahorro, la brecha entre el número de cuentas activas de las mujeres en relación con los hombres es de un 3%, lo que supone una disminución con respecto a la medición anterior cuando era de un 5%.

De igual forma, la brecha entre el monto promedio de ahorro de las mujeres en relación con los hombres pasó de un 11% a un 9%.

El análisis también refleja el impacto provocado por la pandemia de covid-19, en la colocación de créditos. Es así como durante 2020, el 55% de la cartera colocada entre mujeres sufrió modificaciones en las condiciones crediticias, mientras que para los hombres fue del 52% y para las personas jurídicas un 50%. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook