Por Forbes Colombia

Con la pandemia, el sector turístico fue quizás el más afectado por las restricciones de movilidad que implicó, inicialmente, la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero el segmento de los viajes en cruceros habría tenido la peor parte porque el año pasado las pérdidas sumaron 77 mil millones de dólares y más de medio millón de puestos de trabajo se eliminaron, de acuerdo con Cruise Lines International Association (CLIA).

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Sin embargo, la industria de cruceros sacó a flote su resilencia. Un sondeo que incluyó a vacacionistas de Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España, reveló que tres cuartas partes de los clientes de los cruceros están dispuestos a regresar al barco en los siguientes años, dos de cada uno de los viajeros están dispuestos a abordar en el siguiente año y, quizás lo más relevante, 58% de quienes nunca han viajado en un crucero están dispuestos a vivir la experiencia.

Odyssey of the-Seas
Imagen: Royal Caribbean.

Y una de las líneas que encabeza el renovado episodio de la industria es Royal Caribbean que instrumentó una estrategia integral que combina rigurosos protocolos de seguridad, aplicaciones y mayores avances tecnológicos, capacitación y una relación más cercana con sus agentes de viajes, y cuyos primeros resultados ya son palpables porque actualmente tiene 13 de sus 16 cruceros operando con tasas crecientes de ocupación, y para mayo del próximo año todas sus embarcaciones estarán surcando los mares, e incluso en marzo debutará Wonder of The Seas, el crucero más grande del mundo, con un peso de 337 mil toneladas, y capacidad para 7 mil pasajeros, con rutas que comenzarán desde Florida y que incluirán destinos en el caribe mexicano, que junto con Bahamas y Bermudas conforman el corredor turístico más visitado por los cruceros en el mundo. Además en 2022, y luego de 10 años de inactividad, comenzarán los recorridos por el pacifico mexicano que iniciarán en Estados Unidos, específicamente desde Galveston, Texas, donde Royal Caribbean, compañía que reporta una sólida situación financiera que fortaleció durante la pandemia, construye modernas instalaciones de embarque.

Wonder of the Seas
Imagen: Royal Caribbean

A toda marcha

Alberto Muñoz, vicepresidente de Royal Caribbean para Latinoamérica y el Caribe, es optimista con los primeros resultados y confió en que el siguiente año será de completa recuperación y crecimiento exponencial del sector que antes de la pandemia, en 2019, alcanzó 30 millones de pasajeros, como resultado de la tendencia positiva de dicho sector en la última década. En 2009, se movilizaron apenas 18 millones de turistas en cruceros.

Wonder of the seas
Imagen: Royal Caribbean

“Lo más importante es que no cambie la experiencia del pasajero; que viaje con nosotros y que sienta, que pese a los cambios, las vacaciones se disfrutan y se sienta más seguro que nunca incluso que en su propio entorno”, destacó el ejecutivo.

Odyssey of the Seas
Imagen: Royal Caribbean.

Explicó que previo al reinicio progresivo de operaciones, la compañía organizó un panel con 11 expertos de diversas disciplinas para desarrollar protocolos robustos en toda la cadena, que se simplifican en cuatro pilares: el aire que entra del océano y se purifica; productos de saneamiento de grado hospitalario; ampliación de instalaciones y personal médico en los barcos; y planes de contingencia para saber cómo actuar si surgiera alguna emergencia, y adaptarlos a cada puerto de países donde pueden cambiar rápidamente los requisitos de arribo para los pasajeros.

Odyssey of the Seas
Imagen: Royal Caribbean.

Sobre las expectativas de repunte de actividades, Muñoz dijo que incluso es posibles triplicar las ventas en América Latina principalmente por los bajos niveles de penetración del segmento de cruceros, y por eso desplegaron toda una estrategia para alinear los objetivos de los agentes de viajes, que son su principal canal de ventas, y sumar esfuerzos para aprovechar los primeros síntomas de recuperación y consolidar el dinamismo a partir de 2022 en los 18 países de la región donde la compañía está presente.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica