La alta relojería no deja de sorprender con grandes creaciones que son producto de un verdadero trabajo artesanal. Esta vez es Vacheron Constantin la casa encargada de dar vida a Les Cabinotiers Sonería Westminster-Tributo a Johannes Vermeer, una pieza tan magistral como estéticamente sorprendente.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

El minucioso detalle de cada una de sus características requirió un trabajo de ocho años. Durante este tiempo, las técnicas ancestrales hicieron gala de su legado para crear un modelo único e irrepetible, caracterizado por una caja ornamentada y adornada con dos cabezas de león esculpidas a mano.

Este reloj de bolsillo está impulsado por el nuevo calibre de carga manual de 806 piezas, regulado por un tourbillon y compuesto por el carillón Westminster con mecanismos integrados de Gran y Pequeña Sonería. Por sí mismo, éste es un complejo mecanismo que toca varios gongs y adquiere cualidades musicales.

Descubre:

Blancpain arriesga al límite con dos propuestas de alta relojería

Only Watch: la magia relojera marca la hora de ayudar

Alta relojería Vacheron Constantin
Foto: Cortesía

El meticuloso desarrollo en esta pieza de alta relojería requirió que todos los componentes estén completamente acabados a mano. Por ejemplo, el afinado de los gongs necesitó retoques con una lima para conseguir el sonido perfecto.

Para elevar el nivel de complejidad todo el movimiento de carga terminada no se podía acoplar afuera. Una parte del montaje final debió realizarse directamente dentro de la caja. Esto exigió una pericia pocas veces vista que solamente podría ser hecha por relojeros especializados.

DESAFÍO PARA LA ALTA RELOJERÍA

El diseño de la sofisticada pieza no es menos complejo que la hazaña mecánica. Sólo en el fondo de la caja, de tipo officier, destaca una pintura esmaltada en miniatura de ‘La joven de la perla’, pintada por Johannes Vermeer hacia 1665.

Vacheron Constantin
Foto: Cortesía.

Una superficie de apenas 98 mm de diámetro fue el lienzo en donde el grado de destreza y precisión que requirió, para plasmar esta obra, es un trabajo que pocos maestros esmaltadores dominan la técnica para poder lograrlo. Esto conllevó una labor intermitente de siete meses.

En tanto, el estilo de los grabados que adornan la caja de esta referencia de alta relojería armoniza de forma magistral con la pintura de Vermeer. Para ello, se diseñó un tema ornamental compuesto por hojas de acanto, las cuales recorren volutas y flores con un corazón de perlas.

También te puede interesar: Bvlgari presenta colección de alta relojería con maestría artesanal

Alta relojería Vacheron Constantin
Foto: Cortesía.

El maestro grabador tuvo que invertir cerca de cinco meses de trabajo artesanal extremadamente meticuloso para esculpir y grabar cada uno de los sorprendentes detalles: desde el adorno del centro de la caja, hasta el arco con sus dos leones rugientes, los cuales destacan en el reloj de bolsillo elaborado por Vacheron Constantin.

Cada característica logra dotar así de un sentido excepcional a esta hazaña creada por la alta relojería.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram