EFE.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nominó este lunes al virólogo estadounidense de origen camerunés John Nkengasong para dirigir su iniciativa contra el sida PEPFAR, lo que le convierte en la primera persona nacida en África que aspira a ocupar ese cargo.

Nkengasong es actualmente el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (Africa CDC), y desde esa institución de la Unión Africana (UA) ha tenido un papel clave en la respuesta de ese continente a la pandemia de la covid-19.

Si es confirmado por el Senado estadounidense, el virólogo pasará a dirigir la Iniciativa Presidencial de Emergencia para la Lucha contra el Sida (PEPFAR, por sus siglas en inglés), un programa mundial iniciado en 2004 por el entonces presidente George W. Bush.

Nkengasong, nacido en Camerún pero que cuenta con ciudadanía estadounidense, “sería la primera persona de origen africano que ostenta el puesto” en los 17 años de historia de PEPFAR, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

LEER: Nos asusta acompañar a gente con diversidad sexual: papa Francisco

El Gobierno de Biden ha enfrentado críticas de varias organizaciones por dejar vacante durante meses el puesto de coordinador de PEPFAR, un programa que no ha tenido líder permanente desde que la doctora Deborah Birx abandonó ese cargo en febrero de 2020 para hacer frente a la covid-19.

En julio, más de cincuenta organizaciones enviaron una carta a Biden en la que tacharon de “inaceptable” su retraso en nominar a alguien para ese cargo, conocido oficialmente con el nombre de coordinador de las actividades del Gobierno de Estados Unidos para combatir globalmente el sida y el VIH.

El anuncio de Biden fue bienvenido por varias de esas organizaciones, como AVAC, una entidad que busca aumentar la atención global a la lucha para prevenir el VIH y que describió a Nkengasong como “excepcionalmente cualificado” para el cargo.

En un comunicado, AVAC celebró especialmente que Biden seleccionara a alguien de origen africano, algo que supone “un enorme paso hacia el objetivo de asegurar que programas como PEPFAR siguen incorporando y beneficiándose de las perspectivas” de África, la región donde más trabajo desarrolla esa iniciativa.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

La lucha contra el sida ha sufrido un importante retroceso con la pandemia, cuando cayeron el número de diagnósticos por la interrupción de muchos servicios de atención médica, según la ONU.

A nivel global, la ONU calcula que hay unos 38 millones de personas que viven con el virus, de los que 26 millones reciben tratamientos, mientras que 12 millones no tienen acceso a ellos.

En 2019, se estima que unas 690.000 personas en todo el mundo murieron por problemas vinculados al sida, mientras que se registraron 1,7 millones de nuevas infecciones de VIH.

Desde el lanzamiento de la iniciativa PEPFAR, el Gobierno estadounidense ha invertido más de 85.000 millones de dólares en más de 50 países y ha salvado 20 millones de vidas, de acuerdo con cálculos del Departamento de Estado. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.