Por Eric Hutto

Algunos estudios realizados durante el 2020 indican que la productividad de los colaboradores en diversas organizaciones aumentó en un 47%, sin embargo, solo es una parte del panorama actual. Sin duda alguna, la pandemia puso “patas arriba” el mundo del trabajo. No obstante, muchas empresas se han adaptado a los requisitos que trajo consigo el trabajo remoto.

Este artículo del Foro Económico Mundial señala que el movimiento general de trabajo desde casa transcurrió notablemente sin problemas, y que además, la mayoría de los trabajos de oficinas continuaron casi como si nada hubiera cambiado.

De acuerdo a otro estudio de Research Prodoscore publicado en mayo indica que la productividad de los trabajadores aumentó en un 47% en 2020. Eso suena muy bien, pero es solo una parte del panorama actual.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Una mirada más cercana revela que los niveles de agotamiento que tienen los colaboradores son bastante altos y es probable que esto siga en aumento.Como líder, es importante estar consciente de este problema potencial y trabajar para poder prevenirlo y abordarlo de la mejor manera.

  • Debe tener en cuenta el alto potencial de agotamiento: Primero debemos comprender que el agotamiento no es algo inusual. Además, es probable que el agotamiento no ocurra solo en uno o dos áreas de la organización, es muy probable que todas las personas en la empresa lo estén experimentando.

Una encuesta reciente de Gallup indica que más de tres cuartas partes de los empleados encuestados enfrentan agotamiento “al menos a veces”. Se menciona que muchas horas pueden contribuir al agotamiento, sin embargo, también se enumera la falta de apoyo y las comunicaciones poco claras de los directivos, el trato injusto, las cargas de trabajo inmanejables y la presión de tiempo irrazonable dentro los cinco principales factores que contribuyen al agotamiento de los colaboradores.

  • Establezca objetivos claros y aborde los problemas a lo largo del camino: Todos los miembros de la organización deben ir en la misma dirección. Si la gente se está desviando de su plan estratégico y se está asignando trabajo que no tiene nada que ver con alcanzar los objetivos planteados, necesita saberlo. De esa manera, puede tomar medidas correctivas.
  • Entienda qué sucede con sus colaboradores a través de registros regulares: Cuando se comunica con su gente con regularidad, puede comprender sus desafíos e inquietudes. Esto es más desafiante en el mundo del trabajo desde casa, lo que limita las oportunidades de interacción. En una oficina, podría pasar X colaborador en el pasillo, ver que se ve estresado y preguntarle qué pasa. Ahora, debe ser más intencional a la hora de tomar el pulso a los colaboradores. Esto requiere tiempo y esfuerzo, pero es muy importante. Las organizaciones son organismos con latidos y ritmos cardíacos. Para obtener los mejores resultados de su negocio, considere y cuide las necesidades emocionales, la salud y el bienestar de su gente.
  • Identificar e implementar un modelo operativo eficaz en la era de una pandemia: La estructura y la política pueden ayudar a acelerar su negocio o pueden ralentizarlo. Puede ayudarlo a cumplir sus objetivos o puede actuar como una barrera y una fuente de frustración y agotamiento para su gente.
    ¿Qué nos hace trabajar demasiado? Burocracia, complejidad, tensión innecesaria, señales contradictorias y falta de alineación: estos factores hacen que el corazón de la empresa trabaje demasiado, por lo que las tasas de agotamiento son altas en este momento. Si su gente tiene que trabajar 15 horas al día solo para hacer las cosas, debe preguntarse si su estrategia y estructura son tan sencillas como debería haberlas diseñado. Si no es así, debería cambiar. Pregúntese qué modelo operativo funciona mejor si la pandemia se convierte en la nueva normalidad. Si desea recuperarse en 2021 y hacer avanzar a su empresa, debe evaluarlo. Tiene que estar dispuesto y tener la suficiente confianza para tirar, deshacerse y alejarse de las viejas formas de hacer las cosas que ya no funcionan en el mundo de hoy y dar un paso hacia el mundo tal como existe en este momento y en el futuro.
  • Trabaja inteligentemente y no duro: La frase “trabaja más inteligentemente, no más duro” se usa en exceso. Eso es porque hay verdad en ella. Si su frecuencia cardíaca va a subir y bajar (está experimentando ansiedad), eventualmente eso podría dañar su corazón . Su corazón no debería trabajar tan duro. Y su gente es el corazón de la organización, y al igual que el corazón humano, cuanto más trabajen, más corta será su vida útil en su empresa.
    ¿Cómo salvamos el corazón de la empresa? ¿Cómo reducimos los latidos del corazón a un ritmo más bajo para que bombee sangre de manera más eficiente y logremos longevidad? Todas estas son preguntas que merecen su tiempo y atención. Responderlos y abordarlos puede darle a su negocio y a su gente una nueva oportunidad de vida.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

*El autor es presidente y chief Operating Officer en Unisys

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.