Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, declaró que las empresas son libres de “ofrecer los servicios que quieran utilizando bitcoin (BTC)”, pero ha vuelto a refutar la noción de que el Estado buscará pagar pensiones o permitir que las empresas paguen salarios en cualquier otra cosa que no sea fiat US$, de acuerdo con el portal cryptonews.

Se dirigió a Twitter para criticar a los críticos que, según él, habían “comenzado de nuevo” con informes que afirmaban que “los salarios se pagarán en bitcoins”. Pero, agregó:

“Una empresa privada puede ofrecer los servicios que desee. Este es un país libre. Pero los salarios y las pensiones, establece la ley, deben pagarse en dólares”.

Afirmó que sus críticos no tenían “un palo para golpearlo”, “por lo que tienen que inventar nuevos [palos] para seguir engañando a las personas que todavía creen lo que dicen”.

“[Los críticos] dijeron que íbamos a sacar el dólar de circulación […] y que pagaríamos a los empleados públicos con bitcoin. Dijeron que íbamos a pagar las pensiones con bitcoins, que los [vendedores ambulantes de comida] se verían obligados a aceptar bitcoins y que los ancianos se iban a quedar sin dinero porque no podían usar teléfonos inteligentes. ¿Qué pasó con todo eso? ¡Nada!” según Bukele. 

Concluyó afirmando que lo único que “les queda” por hacer a sus críticos es “mentir” como “siempre lo han hecho”.

Bukele había publicado anteriormente una nota más jubilosa, afirmando que un tercio de la población de El Salvador ahora estaba usando la billetera de bitcoin Chivo emitida por el estado .

El presidente publicó una captura de pantalla de una interfaz de billetera de Chivo que muestra que la aplicación tenía más de 2.25 millones de usuarios.

Bukele ha advertido previamente a sus seguidores en casa, y a los miembros de la criptocomunidad internacional que han abrazado sus planes de adopción de BTC, que “toneladas de FUD” serían “entrantes” como resultado de la ley BTC que se promulgó a principios de este mes, haciendo la moneda de curso legal simbólica en una base más o menos pareja con el dólar fiduciario.

Te puede interesar: Atraer cadenas de valor a Latinoamérica y aumento de capital, BID

Mientras tanto, en las páginas de El Diario de Hoy, uno de los críticos más destacados de los medios de comunicación de Bukele, los periodistas escribieron cómo el gobierno ya ha gastado US$63 millones en fondos públicos en obsequios de BTC hasta ahora a través de la aplicación Chivo.

Como se informó anteriormente, el gobierno ha incentivado las descargas de la aplicación Chivo ofreciendo a los ciudadanos un saludo de oro de US$30 en BTC cuando se registran en la plataforma.

El medio de comunicación señaló que esta cifra estaba separada de otros US$5 millones más o menos gastados en la compra de BTC el 6 y 7 de septiembre, así como el 19 de septiembre, cuando Bukele anunció que el estado estaba “comprando la caída” en los precios de los tokens.

El periódico también cuestionó las afirmaciones de Bukele sobre la aplicación Chivo, afirmando que las cifras de descarga “aún no se pueden verificar con precisión”.

Agregó que una gran cantidad de ciudadanos han descargado la aplicación “con el único propósito de retirar los US$30”, y “algunos afirman que luego de retirar el dinero procederán a desinstalar la aplicación de sus teléfonos móviles”.

De las compras de BTC, el medio acusó al gobierno de oscurecer u ocultar datos, señalando que “no hay información sobre los intermediarios” que se utilizan para realizar las compras de BTC o “sobre el pago de comisiones que los exchanges habrían cobrado” el estado en los tres casos.

El Diario de Hoy a fines de la semana pasada también publicó fotos de largas filas fuera de los cajeros automáticos de Chivo en la capital San Salvador, donde los titulares de BTC esperaban “horas” para cambiar sus fondos de BTC por US$.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter