Veintiún empleados anteriores y actuales de Blue Origin, la compañía aeroespacial creada por el fundador de Amazon, Jeff Bezos, publicaron una carta el jueves en la que afirmaban que la compañía ignoró las preocupaciones de seguridad para priorizar los logros de la compañía en la carrera espacial multimillonaria, reprimió los comentarios y creó una cultura laboral sexista.

HECHOS CLAVE

La carta, cuyo autora principal es la exjefa de comunicaciones para empleados de Blue Origin, Alexandra Abrams, afirma que las inquietudes de las empleadas a menudo se cerraban o degradaban en la empresa, y que los líderes principales actuaban de manera “sistemáticamente inapropiada” con las empleadas.

La carta afirma que un ejecutivo senior cercano al CEO de Blue Origin, Bob Smith, fue denunciado en numerosas ocasiones por acoso sexual a recursos humanos, pero en cambio recibió un ascenso y fue colocado en el comité de contratación para un puesto senior de recursos humanos.

Otro exejecutivo, que supuestamente era cercano a Bezos, también fue acusado de llamar a las empleadas con nombres “condescendientes” como “niña”, “muñeca” o “cariño”, y solo lo despidieron de la empresa después de que él manoseó a una empleada.

LEER: La NASA adjudica a Blue Origin y SpaceX contratos de misión Artemis a la Luna

Los empleados alegan que la compañía tiene un patrón de priorizar la velocidad de ejecución y la reducción de costos sobre la calidad, citando un incidente en 2018 donde un equipo documentó más de 1,000 informes de problemas relacionados con los motores de los cohetes de la empresa que nunca se abordaron.

Abrams dijo en una entrevista con CBS que cuando mencionaba estas preocupaciones de los empleados, el liderazgo le respondía no se trataba de personas con una “tolerancia al riesgo baja o insuficiente”.

La carta afirma que los empleados se han sentido “deshumanizados” y han experimentado “pensamientos suicidas” debido al supuesto deseo de la compañía de llevarlos al límite para competir con otras compañías aeroespaciales respaldadas por multimillonarios como Space X de Elon Musk y Virgin Galactic de Richard Branson.

Blue Origin dijo en un comunicado a Forbes que “investigará de inmediato cualquier nuevo reclamo de mala conducta” y que “no tolera la discriminación o el acoso de ningún tipo”.

Blue Origin también dijo que Abrams fue despedida de la compañía hace dos años después de “repetidas advertencias” por “problemas relacionados con las regulaciones federales de control de exportaciones”.

LEER: Demanda de Blue Origin a la NASA obliga pausa en planes de regreso a la Luna

NÚMERO GRANDE

Más de 3,600. Esa es la cantidad de empleados que tiene Blue Origin a nivel mundial, según la carta abierta.

ANTECEDENTES CLAVE

Blue Origin fue fundada en 2000 por Bezos y rápidamente avanzó en el desarrollo espacial. La compañía voló su primer vehículo de prueba en 2005 y su primer cohete en 2006, y en 2012 realizó la primera prueba de su sistema de vuelos espaciales suborbitales New Shepard. En 2015, lanzó con éxito un segundo vuelo de prueba de su sistema de vuelos espaciales suborbitales New Shepard, marcando la primera vez que un cohete fue al espacio y aterrizó de regreso en la Tierra.

Bezos se lanzó al espacio con éxito el 20 de julio de 2020 con otros tres pasajeros, nueve días después de que Virgin Galactic de Branson lanzara su vuelo espacial inicial. Bezos dijo que comenzaría a vender boletos para viajes al espacio en el New Shepard, y dijo en julio que ya se habían vendido casi 100 millones de dólares en boletos para vuelos futuros.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

EN TANGENTE

Bezos y Musk están comprometidos en una batalla cerrada por ganar la posición de la persona más rica del mundo, según el rastreador en tiempo real de Forbes. La pareja ha intercambiado el título varias veces este año, pero Musk superó a Bezos el lunes pasado, gracias al aumento de las acciones de Tesla. Se convirtió en la tercera persona en tener un valor de 200 mil millones de dólares. Bezos alcanzó ese hito en agosto de 2020.