EFE.- La empresa Intel informó este jueves que ya entró en operación completa la Planta de Ensamble y Prueba en Costa Rica y empezó a exportar productos de alta capacidad, diseñados para procesar gran cantidad de datos.

La primera exportación corresponde a un producto de alta capacidad destinado al mercado de gran escala como granjas de servidores -grupos de servidores conectados entre sí para procesar grandes cantidades de datos-, por lo que tendrá destinos globales.

Esto fue posible luego de completar la instalación y certificación del proceso de Ensamble, que tardó 48 semanas.

“Este resultado viene a ratificar que el país cuenta con un clima de inversión que brinda a empresas de calibre mundial las condiciones necesarias para ejecutar procesos complejos y exportar a múltiples mercados en el globo”, afirmó el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado.

Esto se da, agregó, gracias a una “sólida red de acuerdos de libre comercio, así como a la alta calidad” del “recurso humano” del país y a la “solidez” de su “institucionalidad democrática”.

La planta, que tiene un área de 26.000 metros cuadrados, se ubica en el campus de la empresa en la provincia de Heredia (centro) y utiliza tecnología punta, conectada con altas capacidades orientadas a la predicción, robótica y autogestión.

Te puede interesar: Honduras y Letonia fortalecen relaciones en Reunión

Estas operaciones son parte de la organización de Fabricación, Cadena de Suministro y Operaciones de Intel, que ejecuta labores similares en Europa, Medio Oriente, Asia y Estados Unidos.

Una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, estas son cortadas y se envían a una instalación de ensamble y prueba. Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad.

“Esto sin duda es motivo de celebración, volvemos a tener el proceso completo de Ensamble y Prueba, ahora enfocado en el segmento de servidores. Hoy tenemos la capacidad inicial para incorporarnos a la producción y seguiremos creciendo por lo que resta de este y los próximos años”, afirmó el gerente de la Fábrica de Ensamble y Prueba, Max Ramírez.

En Costa Rica, Intel cuenta con cerca de 2.900 colaboradores y sus actividades se dividen en tres centros: Investigación y Desarrollo dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados y plataformas; el de Servicios Globales donde se diseña, ejecuta y transforma procesos de negocio multifuncionales a nivel global en Finanzas, Recursos Humanos, Tecnologías de la Información, Ventas y Mercadeo y el de Ensamblaje y Prueba de Procesadores. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook