EFE).- El vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca, eludió este viernes pronunciarse sobre la situación en Nicaragua “por falta de información”, por lo que prefiere esperar a tener “una comunicación directa” para saber lo que está sucediendo allí.

Choquehuanca, de visita en España, participó hoy en la Tribuna organizada por EFE y Casa de América, y al ser preguntado por la cercanía de las elecciones en Nicaragua y las detenciones de opositores argumentó la falta de información que su Gobierno tiene sobre lo que pasa en los países caribeños, donde no tienen “ni embajadores”.

“Justo estos días estábamos hablando y he requerido mayor información, porque yo no creo en los medios de comunicación”, indicó el vicepresidente de Bolivia.

Reiteró que no es que no crea en lo que ha pasado con los líderes opositores, “pero necesito mayor información, una comunicación directa. Recién hemos mandado a nuestro embajador en Nicaragua”.

Nicaragua celebrará elecciones generales el 7 de noviembre, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, buscará su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ortega, un exguerrillero próximo a cumplir 76 años y en el poder desde el 10 de enero de 2007, arrancará la campaña con siete de los que se perfilaban como sus principales contendientes en la prisión o arresto domiciliar, acusados por la Fiscalía por presunta traición a la patria o lavado de dinero.

Canadá, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y República Dominicana emitieron hace unos días una declaración conjunta en la que aseguran que en Nicaragua no existen las condiciones para unos comicios “libres y justos”, lo cual, advierten, “pone en tela de juicio la validez y legitimidad de las elecciones de noviembre”.