EFE.- El comercio mundial, que en 2020 cayó un 5,3% a causa de la pandemia de covid, está experimentando un gran rebote y crecerá un 10,8% en 2021, predijo hoy la Organización Mundial del Comercio (OMC), que mejora con ello sus previsiones de marzo, cuando estimó un aumento interanual del 8%.

En el segundo trimestre de 2021 hubo un fuerte crecimiento del comercio, del 22% con respecto al mismo periodo de 2020, que se explica por las extremadamente bajas cifras de mediados del pasado año, aunque la OMC espera que este aumento se ralentice y baje al 10,9% en el tercer trimestre y al 6,6% en el cuarto.

Esta ralentización proseguirá en el año 2022, para el que la organización con sede en Ginebra espera un aumento interanual de los intercambios globales del 4,7%, una cifra también más optimista que la que emitió en marzo, cuando vaticinó un crecimiento del 4%.

Te recomendamos: EE.UU. critica las “injustas” prácticas comerciales de China

En su nuevo informe la OMC advierte no obstante que “sigue habiendo un alto riesgo de que se deteriore la situación“, si se producen nuevos brotes de covid o hay tensiones en las cadenas mundiales de suministro.

A este segundo respecto, la organización señala que la actual escasez de semiconductores y los retrasos en los puertos pueden contribuir a esas tensiones en determinados sectores, aunque la OMC matiza que “es poco probable que tengan repercusiones importantes en los agregados mundiales”.

Con estos datos, la OMC concluye que el PIB mundial podría crecer un 5,3% este año (en marzo estimó una subida del 5,1 %) mientras que en 2022 ese crecimiento se frenaría al 4,1 %, en comparación con el desplome de 2020, en el que hubo un descenso global del 3,5 %, según cifras del Banco Mundial (BM).

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter