EFE.-Los líderes europeos celebraron este martes una cena informal en Eslovenia en la que discutieron sobre el papel internacional que debe jugar la Unión Europea tras la retirada de Afganistán, el cuerdo Aukus entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido o el auge de China.

La cena de hoy es previa a la cumbre que la UE celebrará mañana en Kranj (Eslovenia) con los países de los Balcanes Occidentales, en la que se espera que los Veintisiete reafirmen “el compromiso con el proceso de ampliación”, aunque sin fijar un calendario concreto, según el borrador de la declaración al que tuvo acceso Efe.

“Debemos ser capaces de actuar de manera más autónoma”, porque “todos hemos visto lo que ha pasado en las recientes semanas en Afganistán o el Indo-Pacífico”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a su llegada a la reunión.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reunieron hoy por primera vez desde el acuerdo Aukus, del que sus firmantes no avisaron previamente a sus aliados europeos y que irritó especialmente al presidente francés, Emmanuel Macron, porque Australia suspendió un contrato multimillonario con París para la compra de submarinos.

Francia considera que los países de la UE no le han apoyado suficientemente en esta crisis y Macron incidirá hoy en la idea de una “mayor soberanía europea”, según explicaron fuentes del Elíseo.

LEER: EEUU anuncia 64 millones de dólares más de ayuda para Afganistán

También la retirada de Afganistán abrió el debate entre los Veintisiete sobre la necesidad de disponer de mayores medios militares ante la incapacidad de la UE de permanecer en Kabul para continuar con a evacuación, tras la salida de Estados Unidos.

En este sentido, Michel defendió hoy la necesidad de que los Veintisiete deben “fortalecer la cooperación” en el ámbito de la defensa para defender los “valores e intereses” de la UE en la escena internacional.

ENERGÍA

Aunque la intención de Michel era centrar la cena en el rol que debe jugar la UE en la escena internacional, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aprovecha el encuentro para incidir en el problema del aumento del precio de la electricidad y reclamar una respuesta europea, un asunto que se tratará también en la cumbre europea de los próximos 21 y 22 de octubre.

No obstante, la propuesta española de hacer compras conjuntas de gas entre los Veintisiete se ve en Bruselas como una posibilidad a medio plazo y aunque por ahora ha recibido el apoyo de Italia, Francia, Grecia República Checa y Rumanía, está por ver si la acogerán también otros países.

Una propuesta similar ya estuvo sobre la mesa en 2016 y no salió adelante.

LEER: China da 31 millones de dólares a Afganistán y alerta de riesgo terrorista

Además, se espera que Bruselas presente las medidas que los países de la UE pueden tomar a corto plazo para controlar el precio de la factura de la electricidad.

BALCANES

Los líderes europeos se reunirán este miércoles con sus homólogos de Albania, Montenegro, Macedonia del Norte, Serbia, Kosovo y Bosnia y Herzegovina, con la intención de reafirmar la perspectiva europea de la región y tratar de frenar así la influencia de Rusia o Turquía, aunque no fijarán un calendario para el proceso de ampliación.

La UE se comprometerá, en cambio, con el paquete de ayudas e inversiones de cerca de 30.000 millones de euros ya aprobado para promover el desarrollo económico de la región, según el borrador de la declaración.

Asimismo, recordará también que ha dado a los Balcanes Occidentales 2,9 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19 y se comprometerá a que alcancen “niveles de vacunación similares” a los de la UE a finales de 2021.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook