EFE.- Los hondureños merecen celebrar el próximo 28 de noviembre unas elecciones generales sin violencia, transparentes, con madurez y confianza ciudadana, señaló este martes el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Realmente se merecen elecciones pacíficas, que funcionen sin desencuentros, sin animosidad, sin llamados a la violencia, lo que se necesita es madurez tanto a nivel de las grandes fuerzas políticas como en las 18.400 juntas receptoras de votos”, dijo a Efe el representante residente del PNUD en Honduras, Richard Barathe.

Señaló que también se necesita “un compromiso con el país, más que con un partido, de velar porque todo lo que se ha acordado en estos años se materialice ese día (de las elecciones) de forma idónea”.

Esto implica, añadió, “un nivel de apego a ciertos valores y estándares de todos los que participan” en la contienda electoral de Honduras, donde no se realiza segunda vuelta electoral y gana el aspirante que obtenga más votos.

VEEDURÍA CIUDADANA

Además, es importante la “veeduría social”, pues los ciudadanos están llamados a “cumplir ese propósito y velar porque el proceso se conduzca de la mejor forma”.

Honduras celebrará sus comicios generales el 28 de noviembre con la participación de quince candidatos que buscan la Presidencia, aunque solo cuatro tienen posibilidades de convertirse en el sucesor de Juan Orlando Hernández, quien el 27 de enero de 2022 concluirá su segundo mandato consecutivo.

Hernández fue reelegido en las elecciones generales de noviembre de 2017, pese a que la Constitución no lo permite bajo ninguna modalidad, en unas votaciones en las que, según las principales fuerzas de oposición, hubo “fraude”.

Leer también: Estados Unidos dona a Honduras 250.000 dosis de la vacuna anticovid Moderna

ENTENDIMIENTO POLÍTICO

En las elecciones de este año, las undécimas desde que el país retornó a la democracia, después de casi 20 años de regímenes militares, también serán electos tres vicepresidentes, 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

Barathe señaló que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Honduras tiene el desafío de “cumplir con una cantidad de ambiciones de las fuerzas políticas en materia de transparencia y eficiencia en muy poco tiempo”.

Afirmó que el CNE ha realizado hasta ahora “muy buen trabajo”, pero destacó la importancia de que los partidos políticos tengan “buenos niveles de entendimiento” para crear “un ambiente favorable” para fortalecer la confianza de la ciudadanía en el proceso electoral.

Honduras, añadió, ha avanzado “tremendamente” en la construcción de una nueva base de datos “confiable” de los hondureños, que servirá para el censo nacional electoral, un proceso “exitoso” que debe darle “certeza” a la ciudadanía para que acuda a las urnas en noviembre próximo.

MADUREZ Y CONFIANZA

Pidió “madurez” a los actores políticos para que “exista entendimiento y envíen señales positivas a la población de un ambiente idóneo para un evento electoral”.

“Sabemos que hay mucha frustración (…), por eso es tan importante el diálogo”, subrayó Barathe, quien comentó que el PNUD acompaña a todos los organismos electorales de Honduras a través de diferentes programas financiados por la Unión Europea y el Fondo de Consolidación de la Paz de la ONU.

Esos programas tratan de “prevenir algunos conflictos mediante la creación de espacios de diálogo y el fortalecimiento de la calidad de la comunicación de lo que se está haciendo, para dar más certeza en el evento electoral”, cuyos resultados serán transmitidos por la empresa Magic Software Argentina (MSA), explicó.

Lamentó que el Tribunal de Justicia Electoral de Honduras todavía no cuente con un marco legal aplicable e instó a las fuerzas políticas a “buscar esos consensos lo antes posibles, nuevamente, con la intención de generar el nivel de confianza en la ciudadanía hacia el proceso electoral”.

Barathe, además, apuntó que el mejor proceso electoral es en el que la ciudadanía confía, pues “no hay modelo único que seguir en este campo”, y que la construcción de la confianza en los comicios “es responsabilidad de todos los actores”. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter