EFE.- Unos 3.500 accionistas de la empresa Petaquilla Gold, que explotó una mina de oro en Panamá cuya concesión fue anulada en 2015, activaron este martes un proceso de arbitraje internacional que incluye una demanda por 2.772 millones de dólares contra el Estado panameño, dijo a Efe su representante legal, Guillermo Cochez.

Este martes la firma de abogados K&L Gates LLP, con sede en Nueva York (EE.UU.), presentó ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), una institución del Banco Mundial (BM) con sede en Washigton, “el aviso” de esta demanda al Estado panameño, que ahora tiene “30 días para responder”.

Esa respuesta del Estado panameño puede ser sentarse a negociar directamente con los accionistas de Petaquilla – alemanes, españoles, canadienses, estadounidenses y panameños – representados por Cochez.

Estos miles de accionistas ya le han planteado al Gobierno del presidente panameño, Laurentino Cortizo, mediante una carta que no fue contestada, que “la solución es o devolver la mina o pagar una indemnización”, dijo el abogado.

La otra opción es “negociar en la mesa de arbitraje, que le va a costar mucho dinero al Estado”, agregó Cochez.

La empresa canadiense Petaquilla Gold obtuvo en el 2005 la concesión de 644,9 hectáreas en el área de Molejón, en Donoso, y comenzó en 2011 la explotación comercial del oro.

Leer también: “En la vida todo es un reto”, afirma galardonada científica panameña

Pero en 2014 se paralizó el proyecto y un año después las autoridades dejaron sin efecto la concesión, alegando el incumplimiento de términos y condiciones como la omisión de pagos al Estado y de las cuotas obrero patronal al seguro social, así como un cúmulo de pasivos ambientales.

“Cuando esta mina estuvo dispuesta a procesar oro que extraía debidamente autorizada, el presidente Ricardo Martinelli (2009-2014) les dijo ‘si quieren procesar el oro tienen que cambiar la junta directiva’, exiliaron a los directivos de la mina porque pensaban que eran un obstáculo”, según Cochez.

Luego el presidente Juan Carlos Varela (2014-2019) “decidió expropiar la mina sin pagar un centavo, algo prohibido por la legislación panameña para los panameños y por la legislación internacional para estos casos de inversiones extranjeras”, agregó.

La demanda que pretende activar Petaquilla Gold de “972 millones de dólares por daños y perjuicios durante 7 años y 1.800 millones de dólares por ingresos brutos dejados de percibir en los dos últimos años (…) no se trata solo del interés de los accionistas, sino también el interés del país”.

“Lo que ya ha extraído la empresa (y está) sin procesar son más de 300 millones de dólares, una riqueza que se pierde. Y hay 600 trabajadores que podrían volver a trabajar y a los que se le debe dinero, a los proveedores se les debe .. y eso habría que pagarlo”, dijo Cochez.

Efe no obtuvo de inmediato una reacción del Ministerio de Industria y Comercio sobre la intención de demanda de los accionistas de Petaquilla Gold.

Grupos ambientalistas han denunciado el mal manejo ambiental del proyecto, también conocido como Molejón, así como que el talud de las tinas de relave entró en un estado crítico por el abandono de la mina, lo que llevó al Estado a invertir millones de dólares para evitar un desastre.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook