El Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la primera revisión del programa económico acordado con el Gobierno de Costa Rica, reconoció el buen desempeño del país durante el año y el cumplimiento de las metas planteadas para el primer semestre.

Entre los principales indicadores de un mejor desempeño de la economía nacional, la misión identificó una recuperación económica más fuerte de lo esperado y una significativa revisión al alza en su proyección de crecimiento del PIB para 2021, desde 2,6% al momento de aprobarse el convenio a 4,7% ahora.

Como parte del panorama, la misión señaló un crecimiento récord de las exportaciones y la recuperación de la actividad económica en la mayoría de los sectores. Además, se destacó la mejora en la recaudación tributaria y el compromiso firme del Gobierno con la contención del gasto, que permitieron alcanzar un superávit primario de 0,07% del PIB en los ocho meses a agosto, el mejor resultado fiscal obtenido desde el 2008.

Las autoridades avanzan adecuadamente hacia el cumplimiento de las metas fiscales en el marco del programa, apoyándose en una combinación equilibrada de racionalización del gasto —conforme a la regla fiscal— y movilización equitativa de los ingresos“, señaló Manuela Goretti líder de la misión.

“La economía costarricense ha mostrado una fuerte recuperación este año, mucho mejor a la esperada, impulsada por una mayor demanda externa y apoyada en políticas macroeconómicas y financieras orientadas a restablecer la sostenibilidad fiscal, mantener una inflación baja y estable y procurar condiciones crediticias favorables para los hogares y las empresas“, comentó Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica y gobernador ante el FMI, quién mostró satisfacción por la evaluación positiva del FMI en relación con los resultados macroeconómicos.

Te recomendamos: OMS, organizaciones de prensa y lucha climática aspiran al premio Nobel

El FMI hizo hincapié en la necesidad de avanzar en la discusión legislativa de los siete proyectos de ley que son parte del programa económico acordado en enero, señaló la buena marcha de la política monetaria y respaldó su tono expansivo en un contexto de baja inflación actual y proyectada y de expectativas inflacionarias contenidas.

“Las medidas adicionales sobre ingresos que se están debatiendo en la Asamblea Legislativa son esenciales para que el programa de las autoridades siga encaminado hacia el logro de un superávit primario de 1% del PIB fijado como meta para 2023, y para garantizar que la relación deuda pública/PIB entre en una firme trayectoria descendente. La aprobación de la ambiciosa Ley de Empleo Público por parte de la Asamblea Legislativa será crucial para reforzar la equidad y la eficiencia del gasto público“, enfatizó Goretti.

“El control del gasto, una mejor gestión de la deuda y un esfuerzo importante en la recaudación de impuestos nos han permitido alcanzar las metas cuantitativas. Como país debemos ahora abocarnos a generar las condiciones necesarias para la aprobación en el corto plazo de las reformas legales que son necesarias para continuar avanzando en el proceso de consolidación fiscal que se requiere”, expresó Elian Villegas, ministro de Hacienda.

Hasta el momento, el país ha cumplido holgadamente con las metas planteadas en el acuerdo. Sin embargo, la misión considera necesario que se dé un avance en la discusión legislativa de los proyectos de ley dentro del convenio para alcanzar las metas de mediano plazo.

“Como parte del Servicio Ampliado del FMI (SAF) Costa Rica ha venido avanzando en un ambicioso programa de reforma macroestructural para garantizar una recuperación resiliente y habilitar crecimiento potencial verde e inclusivo”, señaló Pilar Garrido, ministra de Política Económica y Planificación Nacional.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter