La Organización Panamericana de la Salud (OPS) se pronunció este miércoles respecto a la decisión de Nicaragua de aplicar las vacunas de fabricación cubana Soberana y Abdala a niños y jóvenes de entre 2 y 17 años de edad, de acuerdo con el portal La Prensa.

La OPS reconoció que cada país tiene la potestad de elegir el tipo de inmunizante que usa, pero recordó que las mencionadas aún no cumplen los requisitos para ser aprobadas por la organización, de modo que su uso sería discrecional del sistema de salud o la decisión de los padres que voluntariamente decidan aplicar este fármaco a sus hijos.

El subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, explicó que la inmunización a los niños y jóvenes debe depender de la disponibilidad de las vacunas, ya que debe priorizarse a los adultos en condiciones más vulnerables.

“La OPS no hace autorización para los países. Entonces cada país tiene su autoridad… entonces cada país hace la evaluación de los documentos de los fabricantes para autorizar la vacuna”, insistió Barbosa.

Los países que ya completaron los esquemas de vacunación a la población adulta y tienen disponibilidad de vacunas pueden proceder a aplicarlas a este segmento que también se afectó y perfiló como uno de los grupos que también abona en la propagación del virus.

Ante la decisión de Nicaragua de aplicar las vacunas cubanas a niños y adolescentes de entre 2 y 17 años, Barbosa insistió en que la elección de los biológicos a aplicar a la población de cada país mediante sus autoridades sanitarias es totalmente libre y responsabilidad de cada gobierno.

Aclaró que para las compras que se hacen con el fondo rotatorio de la OPS solo se utilizan las evaluaciones que hace el equipo de precalificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Leer: Nicaragua espera 7 millones de dosis de vacunas cubanas contra la covid-19

“Entonces nosotros solo podemos hablar de las vacunas que ya fueron evaluadas por el equipo de la OMS y ya obtuvieron, ya recibieron, la autorización de uso de emergencia para la aplicación. Entonces no podemos hablar sobre vacunas que no han completado ese proceso. No es que puedan ser malas o buenas, simplemente que no podemos hablar sobre lo que no revisamos de manera cuidadosa, que nuestros colegas de Ginebra no han revisado”, explicó Barbosa.

Hasta ahora las únicas vacunas autorizadas por la OPS para ser aplicadas a niños y adolescentes fueron la Pfizer y la Moderna, el resto sigue en revisión. No obstante, Barbosa mencionó que la organización está apoyando a Cuba para que participe en el proceso de precalificación de la OMS.

“Ya tuvimos una reunión con el equipo de OMS y los productores de la vacuna y vamos a tener otras reuniones, porque nuestro interés es que todas las vacunas puedan participar en el proceso de la OMS para recibir la autorización de uso de emergencia, porque eso va a ampliar la oferta de vacunas que podemos comprar con el fondo rotatorio”, aseguró Barbosa.

Como resultado de esos esfuerzos, en los próximos días llegarán 223 mil dosis de Pfizer a principios de la próxima semana y otras 81,900 dosis de Pfizer en el resto de octubre. También mediante el mecanismo Covax llegarán próximamente 625,900 dosis de AstraZeneca donadas por España.

La organización reconoció los esfuerzos que realizan los países de América Latina y el Caribe que como región han logrado inmunizar a un promedio del 37 por ciento de sus poblaciones. Sin embargo, advirtió que algunos países, entre ellos Nicaragua, están rezagados y deben esforzarse por alcanzar al menos al 10 por ciento de su población.

De acuerdo con la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, hay siete países de la región que ya han vacunado con esquema completo al 70 por ciento de su población. Pero en promedio Latinoamérica y el Caribe han vacunado con esquema.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter