Reuters.- Se espera que la crisis energética mundial impulse la demanda petrolera en medio millón de barriles por día (bpd) y podría acelerar la inflación y ralentizar la recuperación mundial de la pandemia de Covid-19, dijo este jueves la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Los precios del crudo y el gas natural se han disparado recientemente a máximos de varios años, provocando que los precios de la energía suban a niveles récord, mientras la escasez energética complica a Asia y Europa.

“Los precios récord del carbón y el gas, así como los apagones continuos, están haciendo que el sector eléctrico y las industrias de uso intensivo de energía recurran al petróleo para mantener las luces y las operaciones encendidas”, dijo la AIE en su informe petrolero mensual.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Los precios más altos de la energía se están sumando también a las presiones inflacionarias que, junto con los cortes de energía, podrían conducir a una menor actividad industrial y una desaceleración en la recuperación económica”, agregó.

Como resultado, ahora se proyecta que la demanda mundial petrolera del próximo año se recuperará a niveles previos a la pandemia, agregó la agencia con sede en París. Hizo revisiones al alza de sus previsiones de demanda para este año y 2022, incrementándolas en 170,000 bpd y 210,000 bpd respectivamente.

Un aumento en la demanda en el último trimestre provocó la mayor reducción de existencias de productos petroleros en ocho años, dijo, mientras que los niveles de almacenamiento en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estaban en su punto más bajo desde principios de 2015.

Mientras, la AIE estimó que el grupo de productores de la OPEP+ se dispone a bombear 700,000 bpd por debajo de la demanda estimada de su crudo en el cuarto trimestre de este año, lo que significa que la demanda superará a la oferta al menos hasta fines de 2021.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Esa capacidad de producción se concentra en un pequeño puñado de estados de Medio Oriente, dijo, y su declive subraya la necesidad de aumentar la inversión para satisfacer la demanda futura.