EFE.- Autoridades de Salud de El Salvador recibieron este viernes un nuevo lote de vacunas contra la covid-19 de la farmacéutica Pfizer, con lo que el país centroamericano cuenta con más de 2,5 millones de dosis de dicho laboratorio.

El nuevo cargamento contenía 198.900 dosis del fármaco y a nivel general es el número 40 que arriba a El Salvador, según lo informó la Secretaría de Prensa de la Presidencia.

Con la llegada de dicho lote, la nación centroamericana acumula 12.753.500 millones de vacunas anticovid, de las que 8.896.650 millones han sido compradas por el Gobierno del presidente Nayib Bukele y 3.856.850 millones dosis han sido donadas, indicó la fuente.

El Salvador cuenta con 2.528.100 millones de dosis del laboratorio Pfizer y también aplica las formulas Sinovac (4.150.000), Moderna (3.000.200), Sinopharm (1.668.000) y AstraZeneca (1.407.200).

El nuevo cargamento de vacunas Pfizer llega al país en momento en que se atraviesa un alza de los contagios diarios de coronavirus, que comenzó en junio pasado, y se mantiene en los primeros días de octubre, de acuerdo con datos oficiales.

Las cifras diarias de contagios indican que el país pasó de registrar, el 1 de junio pasado, 134 casos a 329 el 6 de octubre —última actualización de los casos diarios—, mientras que la cifra más alta del año se dio el 18 de septiembre con 341 casos confirmados.

Leer también: ONU: El Salvador tiene que llegar a cero embarazos en niñas

La cantidad de personas fallecidas también ha despuntado en los últimos días, en los que se ha superado al menos en dos ocasiones la cifra más alta de muertes en un solo día.

Hasta el pasado 1 de octubre, la cifra más alta era de 17 personas fallecidas, pero el día 4 se computaron 19 y el 6 se registraron 18 decesos.

Los registros del sitio gubernamental covid19.gob.sv indican que los contagios oficiales totalizan 109.881, de los que 3.447 personas fallecieron, 91.881 se recuperaron y 14.553 casos se mantienen activos.

El Congreso de El Salvador aprobó el martes extender hasta febrero de 2022 la vigencia de un decreto que prohíbe las concentraciones masivas públicas y privadas, debido al alza de contagios y muertes a causa de la covid-19.

Dicho órgano aprobó en julio pasado, a petición del Gobierno, prohibir durante 90 días los eventos masivos públicos y privados, como “conciertos, mítines, eventos deportivos abiertos al público y fiestas patronales”.

El plazo se venció esta semana, por lo que los diputados oficialistas de Nuevas Ideas (NI) propusieron extender el periodo.

La medida señala que la convocatoria, promoción y organización de las concentraciones prohibidas será castigada con multas de entre 6.000 y 30.000 dólares. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter