Fue en sus raíces dominicanas donde Amanda Valle encontró algo más que alivio tras vivir un periodo difícil en su historia personal: inspiración pura y en la medida exacta para crear una serie de pinturas que desemboca con éxito en el laureado cortometraje Back in the island.

El encuentro con Amanda Valle sucede a través de la pantalla de la computadora. Una barrera tecnológica convertida en puente de comunicación que proyecta con fidelidad la emoción que infunden sus palabras, sobre todo al momento de compartir su evolución creativa. Su voz narra cómo fue su acercamiento al arte cuando apenas era una niña y también da cuenta de su paso por el mundo de la moda. En suma, no omite las altas y bajas del camino seguido antes de convertirse en una artista polivalente de influencia internacional. También aborda su regreso a República Dominicana tras varios años de recorrer el mundo y residir en el extranjero.

Descubre:

Disfruta un picnic totalmente gourmet en Nueva York

“Estaba pasando por un momento bastante fuerte emocionalmente y es cuando decido dejar Los Ángeles, California, para volver a mi país. El reencuentro con mi cultura, con mis antepasados, fue como un sueño. Y de ahí nace Back in the Island, serie compuesta por 15 pinturas abstractas que reflejan esas vivencias”, relata desde su nuevo estudio en Nueva York.

Amanda Valle
Foto: Cortesía

Y es que Amanda encuentra inspiración en todo lo que ve, así sea una luz que entra a cierta hora de la tarde o la geometría de una obra arquitectónica. Sin embargo, lo que más la conmovió en su país, afirma, fue observar a la gente afrontar las dificultades con alegría.

Es por ello que decidió capturar ese espíritu caribeño en un cortometraje que surgió por “accidente”, cuando la Galerie Molin Corvo, en París, le pidió trabajar en un proyecto que ahondara en su serie de pinturas. Ante el reto creativo, la artista optó por ir más allá de la plástica para mostrar de forma realista todo aquello que motivó su creación. Fue entonces cuando encontró en forma inesperada una foto de su abuelo que la inspiró, primero, a escribir un guion. Después, fue inevitable seguir una travesía hacia la reconexión con sus raíces.

Amanda Valle
Foto: Cortesía

Este cortometraje es muy personal para Amanda; casi autobiográfico: “Es una celebración de las creencias que aprendí de mi abuelo, de sus remedios hechos con raíces. Es muy simbólico y habla de encontrarte con tu ánima; con ese espíritu que te hace ser feliz y sentir paz”.

Además de recibir el galardón Best Cinematography en el Filmotomy Film Festival 2021, Back in the Island (Volver a la isla) recientemente fue reconocido en la categoría New Generation Award, dentro del Berlin Commercial Festival.

No obstante que la pieza audiovisual ha participado en cerca de una docena de festivales internacionales, lo que más alegra a Amanda es saber que será exhibida en las salas de cine del VI Festival Internacional de Cortometrajes Libélula Dorada, por celebrarse en su natal República Dominicana.

“Es lindo saber que admiran mi trabajo en el extranjero, pero el amor de casa es especial”, reflexiona Amanda Valle antes de lanzar una sentencia que cruza con éxito la pantalla que nos separa: “todavía hay mucho por decir, tanta riqueza por mostrar”.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram