Por: Valeria Cuellar

Las migraciones en el continente americano se está convirtiendo en un tema permanente con un enfoque especial, ya que la manera en la que se están viviendo, trae problemas a nivel global.

Se conocen diferentes crisis migratorias alrededor del mundo, como lo ha sido en Afganistán, en Medio Oriente y ahora, en Centroamérica.

Ayuda en Acción presenta un foro internacional titulado: “la otra mirada de la migración”, que se llevará a cabo en la Ciudad de México los días 19 y 20 de octubre, en los que se tratarán temas como: protección humanitaria en tiempos de pandemia, mujeres en las migraciones: brechas de género en la acción humanitaria, hacia un nuevo horizonte de desarrollo en Centroamérica, entre otros temas relacionados con la migración en nuestro continente.

“La migración es un tema innato que está en nuestra esencia. Antes nos movíamos de una manera más natural, entre territorios y, ahora, de repente cada vez se nos ponen más limitaciones, más blindajes que hay veces que son físicos y otras veces más etéreos. Pero en todo este contexto, estamos viendo como a nivel global, el tema de la movilidad es un tema creciente y al que debemos de poner un foco prioritario”, comparte Ramón Márquez, coordinador del Programa Nacional de Migración de Ayuda en Acción de México.

En lo que va de año unos 107.000 migrantes en movilidad han pasado tan solo por Panamá y se espera que ese número pase a los 150.000 al cierre del 2021, mencionó el ministro de Seguridad Pública panameño, Juan Pino.

Los migrantes son en su mayoría familias haitianas, muchas procedentes de Chile y Brasil, donde se habían asentado hace años.

LEER: La ONU pide reforzar “vías de migración seguras” ante muerte de migrantes

“En cuanto a las causas, son múltiples. En Centroamérica son desde temas políticos, temas gubernamentales, de violencia, pandillas, empobrecimiento, desastres naturales, como vimos el año pasado con los huracanes Eta e Iota, en Honduras o Nicaragua y, a toda esta crisis, sele suma el tema de lo que está pasando en el estrecho de Darién, que es toda la gente que está cruzando de Colombia a Panamá y que se está vislumbrando con la crisis de los haitianos y con la crisis de los menores migrantes”, agrega Márquez.

MÁS DE 20 MIL MENORES HAN CRUZADO EL ESTRECHO DE DARIÉN EN LO QUE VA DEL AÑO.

Un nicho vulnerable en este tipo de crisis humanitaria son los nuños y las mujeres, ya que tienden a sufrir todo tipo de abusos, violencia, malos tratos y explotación. La UNICEF mencionó que, en lo que va del 2021, más de 20 mil menores han cruzado por este estrecho de Darién. Una cifra impresionante a comparación de años pasados.

Existen organismos internacionales, ONG’s y asociaciones que se encargan de cubrir algunas de las necesidades que llegan a tener estas personas en movimiento; así como también existen albergues que se dedican a hacer llamados a la población para que realicen donaciones para parte de estas necesidades.

“Todos podemos hacer algo. Podemos sumarnos desde las comunidades que están en las fronteras o en las rutas de migración brindando un vaso de agua, un plato de alimento, una orientación, un mapa, un suéter, una playera, medicinas, cobijas. De un nivel humanitario básico a el que nos podamos informar, que podamos conocer con más realidad y que seamos empáticos ante esta situación. Porque hoy les toca a ellos, pero el día de mañana nos puede tocar a nosotros”, dice Ramón Márquez.

Dentro del foro internacional presentado por Ayuda en Acción, se presentará un documental titulado como el mismo foro: “la otra mirada de la migración” en el que se habla de este tema. Ramón nos comparte que cuenta la historia de una señora que durante 15 años, junto con su familia lleva alimentos, protección, entre otras cosas en la frontera Sur de México.

LEER: La ONU pide una “reflexión más crítica” sobre la migración

“Ese es un ejemplo de solidaridad, de empatía y de acogimiento que debemos transmitir a toda la sociedad”, concluye Ramón.

SOBRE AYUDA EN ACCIÓN

Ayuda en Acción es una organización no gubernamental que surge en España y poco a poco se va expandiendo por todo el mundo, llegando a tener presencia en más de 20 países, ayudando a más de 2 millones de personas. Desde 2020 hay una acción en México que toma como línea prioritaria de trabajo la atención a las personas en movilidad en el país.

“La población en movilidad, población migrante, población solicitante de asilo, población refugiada y también trabajar con las comunidades de acogida. Estamos iniciando una segunda fase humanitaria que tiene que ver con protección a las mujeres en las migraciones y a la reducción de las vulnerabilidades y atender a las múltiples amenazas que sufren las migraciones”.

La idea es ir migrando de la emergencia humanitaria, de la protección, a incorporar el enfoque de desarrollo en el tema de las migraciones, es decir, ir trabajando de manera articulada con los países de origen como Honduras, El Salvador y Guatemala, junto con México para crear condiciones de vida óptimas que vayan haciendo que la migración sea una opción más libre y no tan forzada.

“Ahora mismo el enfoque principal está en todo el proyecto humanitario, pero en el diseño de este programa para 2022, estamos viendo cómo podemos irlo vinculando también con el trabajo que estamos haciendo en las comunidades e ir incorporando tanto el enfoque de la educación como el tema del empleo y el emprendimiento para que las personas no se vean obligadas a forzar. Como vamos de lo humanitario al enfoque del desarrollo, que es un poco nuestro expertiz a nivel global de Ayuda en Acción”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.