EFE.- El estatal Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) se negó a revelar la información sobre las operaciones realizadas en bitcóin con un fondo millonario aprobado por el Congreso e indicó que está bajo reserva, según conoció este lunes Efe.

La Unidad de Acceso a la Información (UAIP) de Bandesal admitió el 8 de octubre una solicitud en la que se le pedían 15 datos relacionados con estas operaciones y sobre la entidad que realiza las compras del criptoactivo en nombre del Gobierno de El Salvador, pero el día 13 resolvió denegar toda la información.

La Asamblea Legislativa aprobó el 31 de agosto pasado la creación y financiación del Fideicomiso Bitcóin, llamado “Fidebitcoin”, por 150 millones de dólares, que serviría para convertir dólares a bitcóin y viceversa.

“En atención a las disposiciones legales antes citadas, se concluye que la información derivada de la administración del Fidebitcoin por parte de Bandesal, se encuentra sujeta a reserva de conformidad a lo establecido en la Ley de Bandesal”, señaló la entidad en su resolución a la que Efe tuvo acceso.

Añadió que “su acceso solo puede permitirse”, de acuerdo con la Ley de Bancos, “a su titular, a la persona que lo represente legalmente y a la Dirección General de Impuestos Internos (Hacienda) cuando lo requiera en procesos de fiscalización”.

LEER: El primer fondo indexado de futuros de bitcóin, listo en EE.UU.

Así como “a quien demuestre un interés legítimo en ello, a los tribunales judiciales, a la Fiscalía General de la República, a las demás autoridades facultadas para ello”.

“Por tal razón dicha información no puede ser entregada”, indicó la UAIP de Bandesal.

Entre la información que se denegó, es decir que los ciudadanos no pueden conocer por la reserva, se encuentra el nombre de la institución que compra el bitcóin en nombre del Gobierno de El Salvador con fondos públicos.

Además de la cantidad de dinero desembolsada para comprar bitcóin para la entrega del bono de 30 dólares a los usuarios que descargaron y se registraron para usar la billetera gubernamental Chivo Wallet.

Tras esta resolución, tampoco se podrán conocer las direcciones digitales a las que se depositaron cada una de las compras de bitcóin realizadas con los fondos públicos que administra Bandesal.

LEER: Denunciarán uso ilegal de datos en aplicación de bitcóin en El Salvador

De acuerdo con una publicación de El Faro, la billetera Chivo pertenece a una empresa privada creada hace 22 años por la autónoma Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), que cambió su nombre a Chivo S.A. de C.V. el 24 de agosto pasado.

A pesar que no es un dato de manejo de fondos, Bandesal se negó a explicar la relación que tiene con la sociedad Chivo, S.A. de C.V y a entregar versiones públicas de contratos e informes generados por el banco y la referida empresa.

Tampoco se dieron a conocer “los criterios utilizados para cada una de las compras de bitcóin” realizadas con los fondos públicos.

En una resolución previa, la UAIP de Bandesal declaró que no posee un expediente que aclare su relación con la empresa Chivo.

El Gobierno de El Salvador, según ha informado el presidente Nayib Bukele, compró 700 bitcoines para la entrega del bono, pero Bandesal se negó a informar la cantidad de bitcóin que aún conserva.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

El Salvador se convirtió el pasado 7 de agosto en el primer país del mundo en el que tiene curso legal el bitcóin como moneda de intercambio, junto al dólar estadounidense, pero las dudas generadas sobre su implementación continúan.