Reuters.- El Vaticano lanzó el martes su última aplicación “Click to Pray” (“Cliquea para rezar”), que ofrece un planificador personal entre una serie de nuevas funciones que buscan ofrecer una “experiencia de oración” digital mejorada en un mundo acelerado.

En su propia miniversión de un lanzamiento al estilo de Silicon Valley, siete funcionarios de la Iglesia -incluido un cardenal- participaron en una conferencia de prensa para presentar “Click to Pray 2.0”, la primera actualización importante de la aplicación desde su debut en 2016.

A los reporteros se les mostró un video impactante y pulido que ilustra las nuevas funciones de la aplicación, incluido un planificador personal que permite a los usuarios programar sus momentos de oración para cada día y recibir recordatorios para poner al resto del mundo en espera.

Leer también: Apple presenta tercera versión de auriculares AirPods, con audio espacial

“Orar no es una pérdida de tiempo, como a veces pensamos. La oración es como la semilla en la oscuridad de la tierra, que dará su fruto en su momento”, dijo el padre Frederic Fornos.

La aplicación, disponible en seis idiomas occidentales y en chino, brinda a los usuarios intenciones específicas por las cuales pueden orar junto con el Papa Francisco, como la paz en una parte particular del mundo.

También ofrece una “escuela de oración”, con apoyo para quienes tienen dificultades para comenzar y una opción para formar grupos de oración en todo el mundo.

El Vaticano ha aumentado su presencia en las redes sociales bajo el pontificado de Francisco y los funcionarios dijeron que más de 50 millones de personas vieron los tuits del Papa el sábado sobre cuestiones de justicia social.

La aplicación “no pretende invalidar otros lugares y formas de rezar. Es una manera más de llegar a la gente que quiere o necesita una nueva vía”, dijo monseñor Lucio Ruiz, secretario del departamento de comunicaciones del Vaticano.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter