EFE.- Ministros, viceministros y altas autoridades de países de América Latina reconocieron y relevaron este martes el rol del Estado en los procesos de recuperación pospandemia en una cita del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES).

Durante la inauguración de la Decimoctava Reunión del Consejo Regional de Planificación (CRP) del ILPES, que se extenderá hasta el próximo jueves, la organización instó a “construir instituciones resilientes para enfrentar los complejos desafíos del desarrollo”.

“La recuperación transformadora requiere de una institucionalidad con capacidades renovadas para interpretar y trabajar en contextos complejos y con altos niveles de incertidumbre”, destacó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de la que el CRP es un órgano subsidiario.

Junto a la alta funcionaria, también encabezaron la sesión Isaac Alfie, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) de Uruguay; Héctor Alexander, ministro de Economía de Panamá, y Cristian Munduate, coordinadora residente de las Naciones Unidas en Panamá.

OCHO SECTORES CLAVE PARA LA RECUPERACIÓN

Desde Cepal presentaron un documento que señala que la pandemia de la covid-19 sorprendió a la región, que suma 45,5 millones de infectados y 1,5 millones muertos, con “pocas herramientas”.

LEER: OMS pide más inversión global en sanidad durante la recuperación postcovid

La crisis “evidenció los rezagos estructurales, la necesidad de visibilizar el insustituible rol del Estado” y de “construir instituciones resilientes”, agregó Bárcena.

En 2020, la región fue una de las más afectadas por la covid-19 en términos sanitarios y económicos, y sufrió una caída del producto interno bruto (PIB) del 6,8 % -la mayor recesión en 120 años- y un aumento de la pobreza y la pobreza extrema hasta el 33,7 % y 12,5 %.

Desde el Consejo destacaron ocho sectores estratégicos que pueden potenciar la inversión, el crecimiento y reducir las desigualdades socioeconómicas y de género.

La transición hacia las energías renovables, la economía del cuidado, la electromovilidad y la revolución digital inclusiva, son algunas de ellas.

También ensalzó la relevancia de impulsar la industria manufacturera de la salud, la bioeconomía, la economía circular y el turismo sostenible.

ACCESO A LA INFORMACIÓN

El documento subraya la “importancia avanzar hacia un Estado abierto y de consolidar el gobierno digital”, que permita acceder la información y la gestión pública al ciudadano para fortalecer la confianza en las decisiones del Estado.

LEER: Crisis energética podría amenazar recuperación económica mundial

De los 33 miembros de América Latina y el Caribe, el 23 (70 %) ha adoptado leyes de acceso a la información pública, según datos de la Cepal.

En tanto, 8 (24 %) han sancionado leyes de participación pública y 24 (73 %) han ratificado el Acuerdo de Escazú, el primer gran tratado latinoamericano sobre derechos ambientales.

Asimismo, el Consejo instó a integrar la perspectiva de género en la planificación como “aspecto crucial para transversalizar la igualdad de género en todas las áreas de gestión pública”.

El 70,4 % de los países de la región cuenta con menos de 6 Objetivos de Desarrollo Sostenible, 5 sobre igualdad de género y empoderamiento de la mujer, y solo 7,4 % tiene más de 10 objetivos asociados, informaron durante el encuentro.

Alexander destacó que la cita servirá para “avanzar significativamente en la perspectiva de la planificación útil y necesaria para la construcción de la región”.

Durante la jornada inaugural, también se ratificó la nueva Mesa Directiva que durará dos años, compuesta por Panamá en la Presidencia y Dominica, Ecuador, Guatemala, Jamaica, Paraguay y República Dominicana.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

A ellos se suma Chile, que es miembro del Consejo en su calidad de país sede del Ilpes y la Cepal.