EFE.- El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido de Gobierno en Nicaragua, dijo este lunes que espera que las personas salgan a votar de forma masiva en las elecciones generales del 7 de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

“Esto va por buen camino, con una campaña tranquila, cívica, una fiesta verdaderamente del pueblo de Nicaragua, y espero que así lleguemos hasta el 7 de noviembre, donde el pueblo masivamente salga dar su voto a su preferencia”, dijo el representante legal de la alianza que encabeza el FSLN, el diputado Edwin Castro.

Castro brindó declaraciones a periodistas durante la entrega de la boleta oficial a los partidos en contienda, el FSLN más otros seis, a los que organizaciones opositoras como la Coalición Nacional consideran colaboradores del oficialismo.

Por su parte, organizaciones de la sociedad civil han llamado a los nicaragüenses a que se sumen a la campaña denominada “paro electoral”, que consiste en que nadie salga a las calles el día de las elecciones en rechazo a los comicios, que consideran una “farsa”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La campaña es apoyada por organizaciones estudiantiles, campesinas, profesionales, opositoras, entre otras, y también por religiosos como el sacerdote Edwing Román, quien el pasado sábado colgó en su cuenta en Twitter el mensaje: “Quédate en casa. ¡Ya sabes cuándo!”.

La carrera electoral ha despertado críticas por el establecimiento de leyes restrictivas, la cancelación de tres partidos opositores, o el arresto de 37 líderes disidentes y profesionales independientes, incluyendo siete aspirantes a candidatos a la Presidencia que esperaban competir contra Ortega.

El Movimiento Liberal, compuesto por disidentes del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), citó las restricciones “que ha dictado el CSE (Consejo Supremo Electoral) para la promoción del voto”, para señalar que estas “no permiten participar activamente en este proceso electoral”, por lo cual dejaron en duda la posibilidad de votar.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) pidieron este lunes al alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, que empiece a preparar una serie de medidas contra Nicaragua, que podrían incluir sanciones, tras las elecciones del 7 de noviembre, para las que los opositores al presidente Daniel Ortega están encarcelados.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Más de 4,4 millones de nicaragüenses estarán citados a votar en las elecciones del 7 de noviembre próximo, las cuales serán resguardadas por 15.000 militares, según datos oficiales.

Ortega, quien ya gobernó entre 1979 y 1990, buscará su tercera reelección consecutiva para un cuarto mandato de cinco años, y segundo con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.