Reuters.- La propagación del Covid-19 entre los niños en Inglaterra está impulsando un aumento de casos a nivel nacional y preocupando a algunos científicos, que creen que la vacunación se está implementando en las escuelas con demasiada lentitud, lo que pone en riesgo el bienestar de jóvenes y adultos por igual.

Los casos de Covid-19 en Gran Bretaña en su conjunto son mucho más altos que en otros países europeos y están aumentando. El viernes, una encuesta sugirió que la prevalencia estaba en su nivel más alto desde enero, con un 8% de los niños de secundaria infectados.

Las tasas de inoculación para ese grupo en Inglaterra están por debajo de las de muchos países europeos e incluso de Escocia, lo que algunos científicos han atribuido a mensajes mixtos en torno a las vacunas para niños, un comienzo tardío de la campaña y una política inflexible.

“La preocupación en este momento es que está claro que el programa de vacunación en niños de 12 a 15 años no va muy bien”, dijo a Reuters Lawrence Young, virólogo de la Universidad de Warwick.

Leer también: Presidente de Honduras anuncia aplicación de tercera dosis contra la covid-19

El mes pasado, los directores médicos de Gran Bretaña recomendaron que a los niños de 12 a 15 años se les debería ofrecer una vacuna contra el Covid-19 para ayudar a reducir las interrupciones en su educación.

El servicio de salud se fijó el objetivo de ofrecer vacunas a todos los niños antes del receso escolar, que comienza la próxima semana. Datos oficiales mostraron que el 28.8% de los niños de 12 a 17 años habían recibido una inyección contra el Covid-19.

La implementación de la vacunación en Inglaterra se ha realizado a través de las escuelas, lo que significa que la oferta de una vacuna no está disponible para todos los niños elegibles al mismo tiempo.

En Escocia, por el contrario, donde el 46.5% de los niños de 12 a 15 años ya están inoculados, hay instalaciones de vacunación sin cita previa, lo que significa que los niños no dependen de las escuelas para tener acceso a las vacunas.

El ministro de salud británico, Sajid Javid, dijo el martes que el Gobierno cambiaría su política. “Ahora abriremos el servicio nacional de reserva a todos los jóvenes de 12 (a) 15 años para que reciban sus vacunas contra Covid en los centros nacionales de vacunación existentes, lo que ofrecerá a las familias más flexibilidad”, sostuvo el funcionario.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter