Comer menos veces sería mejor para la salud y la calidad de vida que simplemente comer menos cantidad, afirmó un estudio de un equipo de EE. UU. realizado con roedores, que se publicó este lunes (18.10.2021) en la revista Nature Metabolism.

Los investigadores compararon grupos de ratones a los que habían reducido el número de calorías en su alimentación y se dieron cuenta de que los que comían en una sola ingesta tenían mayor esperanza de vida que aquellos que ingerían las mismas calorías en varias. Además, su metabolismo también funcionaba mejor.     

El papel que tiene el tiempo entre las comidas

El autor del estudio, Dudley Lamming, de la Universidad de Wisconsin (centro-norte de Estados Unidos) afirmó a la AFP que los científicos sabían desde hace casi un siglo que reducir las calorías mejoraba la esperanza de vida los roedores. 

Pero el equipo de Lamming se propuso investigar el papel que tiene el tiempo entre las comidas.  

Así que tomaron un grupo de control con acceso ilimitado y regular a la comida y dos grupos de ratones a los que redujeron un 30 % su aporte calórico. Uno de los grupos tenía acceso permanente a la comida y el otro solo cada 21 horas.   

El estudio muestra que los ratones que comían cada 21 horas vivieron medio año más que aquellos que podían comer a cualquier hora del día. Por otro lado, el grupo que podía comer cuando quisiera, aunque fueran alimentos menos calóricos, vivió ligeramente menos que el grupo control.  

“El ayuno impuesto es esencial para una dieta con menos calorías”, afirma Lamming.

Finalmente, otro grupo de ratones comió la misma cantidad de calorías que el grupo control, pero durante tres horas y después de un largo periodo de ayuno diario. 

Aunque no se estudió su longevidad, este grupo obtuvo los mismos beneficios para la salud que el grupo que comió menos calorías y ayunó.

Te recomendamos: Hallan proteína que determina si los recuerdos pueden modificarse

Mejoría en el metabolismo

Ambos grupos “pueden regular mejor su azúcar en sangre y adaptar su metabolismo a las diferentes demandas durante el día”. 

Y, al contrario, el grupo con una dieta baja en calorías que comió durante todo el día no mostró mejoras en su metabolismo o una mayor longevidad.

Las dietas con ayuno intermitente son muy populares entre famosos como Hugh Jackman o Kourtney Kardashian, pero Lamming recuerda que todavía no conocemos los beneficios a largo plazo. Y “no sabemos cuál es el mejor momento para ayunar ni la reacción en cada persona”, añade.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW Logo
DW Logo

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook