EFE.- El Gobierno de Nicaragua concedió este viernes la libertad condicional a un millar de reos comunes, entre ellos 45 mujeres.

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, dijo a través de medios oficiales que un total de 955 varones y 45 mujeres fueron enviados a sus casas este viernes, para que cumplan sus penas bajo el régimen de convivencia familiar.

Los beneficiados, que cumplían sus condenas en los diferentes centros penales de Nicaragua, ahora gozan de libertad condicional, destacó Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega.

LEER: La patronal venezolana condena la detención de dos empresarios en Nicaragua

Las excarcelaciones ocurren cuando faltan 16 días para las elecciones generales de noviembre próximo, en las que el presidente Ortega busca ser reelegido por tercera ocasión consecutiva, y segunda junto con su esposa Murillo, como vicepresidenta.

En la víspera, diferentes organizaciones de oposición, entre ellas la Coalición Nacional, y organismos como el no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) demandaron la liberación de los denominados “presos políticos”, un grupo de 155 personas capturadas en el contexto de la crisis sociopolítica de 2018.

Entre los “presos políticos” se encuentran 39 líderes opositores, empresarios y profesionales independientes, incluidos siete aspirantes a candidatos a la Presidencia, capturados en el contexto de las elecciones generales.

LEER: Nicaragua adquirirá 3,39 millones de vacunas rusas Sputnik Ligth

En lo que va de 2021, un total de 2.700 convictos han sido excarcelados en Nicaragua.

Los primeros 800 fueron enviados a sus casas en marzo pasado, otros 900 salieron de los calabozos en agosto pasado, y 1.000 la tarde de este viernes, de acuerdo con la información oficial.

En 2020, el Gobierno de Ortega benefició con el régimen de convivencia familiar a 7.924 privados de libertad.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook