EFE.- La principal patronal de Venezuela, Fedecámaras, condenó este viernes la detención de los empresarios nicaragüenses Michael Healy Lacayo y Álvaro Vargas, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

“La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) condena la detención judicial ordenada por el Ministerio Público de Nicaragua contra los directivos de la organización empleadora, Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep), Michael Healy Lacayo y Álvaro Javier Vargas”, reza un comunicado de la patronal.

LEER: Industriales venezolanos se solidarizan con empresarios presos en Nicaragua

La Policía de Nicaragua, dirigida por Francisco Díaz, consuegro del presidente Daniel Ortega, informó este jueves que había detenido a los empresarios bajo la acusación de “realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación” del país.

También por, presuntamente, “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización”.

Además, por supuestamente “proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones”, y “demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación”.

LEER: Industriales de Centroamérica condenan arrestos en Nicaragua

En este sentido, Fedecámaras reiteró su rechazo “a todo hecho de violencia o cualquier acción que signifique el uso de la fuerza o cualquier otra violación al pleno ejercicio de la libertad sindical de las organizaciones empleadoras y sus dirigentes”.

Finalmente, la patronal venezolana expresó “su incondicional apoyo al Cosep en su llamado a la inmediata liberación” de Healy Lacayo y Vargas Duarte, así como de su expresidente, José Adán Aguerri Chamorro, detenido el pasado junio.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

“Abogamos porque en Nicaragua se retome a la brevedad el respeto a los valores democráticos y del estado de derecho, para garantizar la paz, el progreso y el bienestar de todos los nicaragüenses”, concluyeron.