EFE.- La coordinadora residente de las Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, expresó este viernes la preocupación de su oficina en Tegucigalpa por tanta “desinformación” que se difunde previo a las elecciones generales del 28 de noviembre en el país centroamericano.

“El tema de la desinformación, precisamente en un contexto electoral o preelectoral, como el que estamos viviendo en Honduras, es particularmente relevante, es un desafío enorme”, dijo Shackelford a Efe previo al conversatorio con periodistas sobre “El acceso a la información y la lucha contra la desinformación en tiempos electorales”.

Agregó que mucha de la desinformación que trasciende es parte de la “manipulación política que se está haciendo”.

La diplomática, quien fue la moderadora del conversatorio con periodistas y otros representantes de la sociedad civil, subrayó que hay mucha preocupación alrededor de la desinformación, también por “las incitaciones al odio y la violencia”.

En el evento también participaron representantes del Colegio de Periodistas, de la Asociación de Prensa Hondureña, el Instituto de Acceso a la Información Pública, la Red por la Equidad Democrática de Honduras, que aglutina a diversos sectores, y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos en Honduras.

Shackelford señaló que también preocupa que algunos políticos proponen una respuesta violenta, en vez de una pacífica, y en ese sentido abogó por “un diálogo democrático, abierto, alrededor de los temas que verdaderamente son importantes para el país, como la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la impunidad, la corrupción y otros”.

En su opinión, siempre hay maneras respetuosas pacíficas, sin incitación al odio, sin discriminaciones y sin amenazas.

LEER: Inseguridad alimentaria en Honduras casi se ha duplicado, según la ONU

“Lo que estamos viendo es desafortunadamente un clima en el cual también hay una serie de mensajes más negativos que positivos de lo que está pasando en el país”, enfatizó la diplomática.

Shackelford recordó que en Honduras los periodistas también han sido víctimas de varios ataques y asesinatos.

En lo que va del presente siglo en Honduras han sido asesinados cerca de un centenar de periodistas, cuyos casos, en más del 90 por ciento, están impunes.

TAMBIÉN PREOCUPA LA DESINFORMACIÓN EN REDES SOCIALES

La alta funcionaria de las Naciones Unidas dijo además que también es preocupante la gran cantidad de información, que no es correcta, que trasciende en las redes sociales.

Añadió que los candidatos y candidatas a cargos de elección popular deben “fortalecer los mensajes” de una “manera más respetuosa y eliminar cualquier posible referencia a violencia o mensajes de odio”.

La jornada también fue auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El encargado de Sector Comunicación e Información de la Oficina de la UNESCO en Costa Rica, Jamion Knight, indicó a Efe que “hoy en día es muy difícil navegar en las redes sociales, dado que hay una gran cantidad de información, y para muchas personas es muy difícil distinguir entre lo que es real y lo que es erróneo”.

LEER: Guatemala y ONU realizarán censo para diagnóstico sobre la situación del país

“Por lo tanto, hay que poner más énfasis en capacitar personas, especialmente a los y las jóvenes para que puedan identificar la desinformación en las redes sociales”, agregó.

Knight considera que la palabra clave si se pretende llegar a las personas jóvenes es “creatividad”, y que eso implica tener que hacer uso de los “memes”.

Señaló además que los jóvenes hacen uso de las redes sociales y “no van a pasar mucho tiempo esperando las conferencias de prensa para informarse”, porque “no son los métodos ideales” para ellos.

El funcionario de la UNESCO dijo que es muy importante que los medios de comunicación tengan una mayor presencia en las redes sociales, porque es lo que más utilizan las personas jóvenes

En su intervención en el conversatorio, Knight subrayó que “la desinformación sigue siendo un reto profundo” para la UNESCO en la región centroamericana, y que ese ente de las Naciones Unidas está impulsando una serie de actividades y proyectos “a fin de luchar contra la desinformación, que no es algo nuevo”.

Lo que es diferente en 2021, “es tal vez el uso de la tecnología, de las redes sociales (…) para crear y difundir información errónea”, expresó el representante de la UNESCO.

Señaló además que a través del uso de las herramientas que representan las redes sociales, “es posible difundir información errónea a millones de personas en 30, 40 o 20 segundos”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

En opinión de Knight, debido a la realidad de las redes sociales, es muy difícil luchar contra la desinformación dado que su uso permite que personas compartan información en poco tiempo, y la desinformación presenta varios retos porque genera desconfianza en las democracias, además del caos, no solo en los gobiernos, sino también en la sociedad civil.