Por Urías Gamarro / Prensa Libre

Enrique Meléndez, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina (Ageg) confirmó que el galón de gasolinas superior, regular y diésel registraron ayer un incremento de Q1, el cual se generalizó la tarde de este jueves.

El alza de precios fue ajustada por las gasolineras en la capital, luego de que los proveedores del insumo realizaron los despachos durante la mañana de este jueves, aseguró el ejecutivo, quien recordó que se trata de uno de los incrementos más significativos del año.

Nuevos precios

Para el galón de gasolina superior en la modalidad de autoservicio en la capital, el precio promedio quedó en Q30.99 el galón de súper; Q30.29 el de regular; y Q26.49 el de diésel. El sobreprecio en servicio completo es de Q1 a Q1.10.

Con el ajuste de ayer, el galón de gasolina acumula un alza de Q9.08 para la superior; Q9.18 la regular; y Q8.88 el diésel, en comparación con los precios observados el 1 de enero de este año, que fueron de Q21.91, Q21.11 y Q17.61 respectivamente.

Meléndez apuntó que con los precios observados se alcanza el nivel de los del 2014, cuando el galón se sitúo por arriba de los Q30 a los consumidores.

Las causas

El ejecutivo de Ageg, explicó que Guatemala depende de la importación de estos insumos y durante el año se están observando factores externos: “El petróleo, la semana antepasada pasó los US$80 por barril y se llegó a cotizar hasta los US$83; esto ha incidido en los derivados de este producto, los precios se han incrementado y los proveedores están realizando estos ajustes las estaciones de servicio”, puntualizó.

En cuanto al aumento de Q1, dijo que anteriormente hubo uno similar, pues durante el año, el precio del crudo se ha encarecido más del 70% y eso influye en el mercado local.

Leer: Guatemala recibe un nuevo lote de vacunas rusas Sputnik V contra covid

Reactivación económica mundial

Fausto Velásquez, gerente de ventas de Unopetrol –que administra la marca Shell– , expuso que lo que se está manifestando en el país es una tendencia del alza que se deriva de que muchos de los mercados están avanzando en sus esquemas de vacunación y eso ha generado que las economías aumenten la demanda.

Por otro lado, se conjuga el elemento de la oferta, pues los países productores mantienen la estrategia de recortar la producción y liberarla poco y poco. “Efectivamente, esta semana hubo una subida de precio, eso se manifiesta en mercados internacionales y se está trasladando al mercado local”, remarcó. Y al confirmar el aumento de Q1 en el galón de gasolina y diésel en las estaciones de servicio, comentó que el precio observado en la bomba de despacho es un retardo de lo que se está dando en la sustitución de inventario, aparte de la competencia de precios en el mercado nacional.

Al 29 septiembre pasado, el precio promedio del barril de petróleo en el mercado internacional era de US$64.80, mientras que en el 2020 se ubicaba en US$39.40, según las estadísticas del Banco de Guatemala.  A esa fecha se mantenía un rango de precio del barril de crudo entre US$49.50 como bajo, US$65.87 como medio y US$70.67 como alto.

Vigilancia de precios

Carlos Vásquez, vocero de la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco), informó que, en conjunto con otras instituciones, se mantienen activados los planes de control en los expendios, para verificar que el despacho sea exacto y la calidad del producto sea la deseada.

Coincidió en que el ajuste registrado este jueves se debe a la tendencia internacional y con el Ministerio de Energía y Minas, se cuenta con los análisis de los movimientos en el mercado local. De momento, dijo que la Diaco no ha encontrado ningún indicio de especulación de precios o de sobreprecios.

“Esto no va a parar y la tendencia es que el alza podría continuar no solo en hidrocarburos, sino en otros productos derivados del petróleo”, detalló.

Llamado al ahorro

Tanto Meléndez como Velásquez, aseguran que es difícil de pronosticar el comportamiento del barril de petróleo y sus derivados a futuro, por lo que hacen el llamado a los consumidores optimizar el uso de sus vehículos.

“Los incrementos de precio preocupan porque inciden en temas inflacionarios y los consumidores deben ser eficientes en el consumo como revisar el funcionamiento y buen estado del vehículo para optimizar el rendimiento”, recomendó.

Velásquez reiteró que esta situación se escapa de las condiciones locales, pues Guatemala es un país importador y tomador de precio internacional, por lo que también instó a la población a adoptar medidas como la planificación del uso del vehículo, su mantenimiento y buscar otras alternativas que le permitan disminuir el consumo, ya que esta variación afecta la economía familiar.

En alianza con PrensaLibre

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook