Reuters.- Tesla Inc se acercó el lunes al billón de dólares en capitalización de mercado, después de que la compañía fundada por Elon Musk recibió su pedido más grande de Hertz, que anunció planes para comprar 100.000 autos eléctricos para alquiler.

Las acciones de Tesla abrieron con un alza del 4,5%, a 950,53 dólares, un nuevo récord, tras el pedido. Los papeles también se veían impulsados por la noticia de que el Model 3 de la firma se convirtió en el primer vehículo eléctrico que lidera las ventas mensuales de automóviles nuevos en Europa.

La noticia de Hertz se conoce en un momento en que Tesla está lidiando con una acumulación de pedidos pendientes y las continuas interrupciones de la cadena de suministro, pero solidifica el atractivo general de los autos eléctricos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El presidente ejecutivo interino de Hertz, Mark Fields, dijo a Reuters que el pedido, que será entregado a fines de 2022, será principalmente de vehículos Model 3. Los autos de Tesla empezarán a estar disponibles en las instalaciones de alquiler de Hertz en noviembre.

“Creemos absolutamente que será una ventaja competitiva para nosotros”, dijo Fields sobre el pedido. “Queremos ser líderes en movilidad (…) Que los clientes sientan la experiencia de los vehículos eléctricos es una prioridad absoluta para nosotros”.

Hertz tiene entre 430.000 y 450.000 vehículos en todo el mundo, dijo Fields, agregando que la firma trabajará con otras automotrices que fabriquen vehículos eléctricos.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Tesla tendría que superar los 995,75 dólares por acción para convertirse en una empresa con un valor de un billón de dólares, según cálculos de Reuters basados ​​en sus últimos reportes. El fabricante de autos más valioso del mundo se unirá así a un club de elite que incluye a Apple Inc, Amazon.com Inc , Microsoft Corp y Alphabet Inc.

Tesla entregó un récord de 241.300 autos eléctricos a nivel mundial en el tercer trimestre, incluso a pesar de que advirtió que los vientos en contra de la cadena de suministro presionarían los márgenes.